«Pedí a mis jugadores que crecieran y engordaran, pero no pudieron»

El seleccionador de Japón tuvo que "improvisar" una táctica para medirse a Senegal porque su idea inicial resultó imposible de cumplir por los jugadores

0
874

El seleccionador de Japón, Akiera Nishino, tuvo que «improvisar» una táctica para medirse a Senegal porque su idea inicial resultó imposible. «Pedí a mis jugadores que crecieran cinco centímetros y engordaran cinco kilos, pero no pudieron, así que tuvimos que intentar ganar usando bien la pelota», apuntó el preparador nipón.

Al final, Japón y Senegal sumaron un punto cada uno tras empatar dos goles en un emocionante partido marcado por el poderío físico de los africanos. Los japoneses, mucho más menudos, sufrieron, pero sacaron a la luz su calidad. «Tienen una velocidad extraordinaria, pero no les teníamos miedo», destacó el entrenador.

Curiosamente, Japón se había preparado antes del Mundial con dos amistosos contra Malí y Ghana. «Fue gracias a estos partidos que teníamos una imagen de los equipos africanos, aunque Senegal ya era otro nivel», explicó Nishino.

image_pdfimage_print

Dejar respuesta