Pesa una PlayStation como si fuera fruta en el supermercado y se la lleva por nueve euros

Llegó al comercio, cogió la videoconsola y la pesó en la sección de frutería indicando en la báscula que estaba comprando naranjas

0
1953

Con la pasta que vale una consola PlayStation 4… y un avispado joven se la llevó tranquilamente por nueve euros. Sucedió un supermercado francés, donde un chico aprovechó la ausencia de cajeros humanos para realizar su peculiar “compra”.

Tras comprobar que nadie revisaba de forma correcta las bolsas de los clientes, el chico hizo pasar la videoconsola por otro producto, en este caso fruta. Llegó al comercio, cogió el aparato y lo pesó en la sección de frutería indicando en la báscula que estaba comprando naranjas.

El aparato de pesaje le extendió un ticket por valor de 9’29 euros y el chaval, tan ricamente, se fue a pagarlo en una de las cajas automáticas.

Sin embargo, la avaricia rompe el saco ¡ay, qué sabio es el refranero español! Este francesito no conocía el dicho y fue detenido cuando regresó para intentar repetir la jugada porque ya había vendido la anterior por 100 euros pese a que el precio real ronde los 300 euros.

Este asunto ha abierto un debate sobre la seguridad en los supermercados y la conveniencia de contar con cajas automáticas o no, ya que por muy bien que funcionen jamás serán como un humano.

Pesa una PlayStation como si fuera fruta en el supermercado y se la lleva por nueve euros
4 (80%) 3 votos

image_pdfimage_print

Dejar respuesta