Píñar, un pueblo de Granada lleno de «trogloditas»

Sin duda, Pedro Picapiedra se sentiría la mar de a gusto en cierto pueblo de Granada que no reniega en absoluto de su pasado «troglodita«. Se trata de la localidad granadina de Píñar, que vuelve a reivindicar este viernes su pasado troglodita con su Día de la Prehistoria, que, con la Cueva de las Ventanas como máximo exponente de su patrimonio natural, volverá a dejar la curiosa estampa de la vestimenta por la que optan los vecinos y participantes, con pieles y taparrabos como si volvieran a la Edad de Piedra.

Según ha informado el Ayuntamiento de Píñar, esta singular celebración que traslada a todos los habitantes y visitantes de este pueblo granadino hasta la prehistoria comenzará, a las 10,30 horas, con una serie de talleres temáticos.

A las 11,00 horas, está prevista una de las actividades más llamativas, la visita teatralizada a la Cueva de las Ventanas, a la que seguirán, durante la jornada matinal, dos novedades de la programación de este año: una coreografía de danza urbana troglodita, una exhibición de encendido de fuego por fricción.

La primera teniente de alcalde de Píñar, Silvia Villalta, ha indicado que la fiesta surgió de la idea de un grupo de amigos con el fin de dar a conocer «desde el punto de vista prehistórico» al municipio, y con él, «su gran Cueva de las Ventanas».

La barbacoa prehistórica en la plaza del pueblo es gratuita para todos los vecinos y visitantes, quienes también podrán disfrutar, desde las 14,00 horas, de una ruta de la tapa prehistórica, y, ya por la tarde, a partir de las 19,00 horas, de las competiciones y guerra de clanes trogloditas. A las 21,30 horas, con el pasacalles, comienza la fiesta nocturna.

Una de las curiosidades de esta cita es que, durante toda la jornada, en los establecimientos y comercios de Píñar se puede pagar con «europiedras«, una particular moneda que se puede adquirir para su utilización solo durante este día en el pueblo, ha indicado Villalta.

El Día de la Prehistoria, encuadrado en la Semana Cultural del pueblo, nació con la finalidad de promocionar turísticamente la espectacular Cueva de las Ventanas, un monumento natural enclavado en Píñar. Durante todo el día, los piñeros y los visitantes disfrutan de diversas actividades enfocadas en la prehistoria y en la población troglodita, devolviendo así al pueblo a sus raíces ancestrales y en las que se hace partícipes a todos los visitantes.

Describe lo que fue este enclave hace millones de años y lleva ya más de una década celebrándose de forma ininterrumpida cada verano, con asistencia de miles de personas durante este tiempo. La afluencia de visitantes es cada vez mayor y, por tanto, desde el Ayuntamiento de Píñar se quiere apostar por su continuidad y resaltar cada vez más su singularidad. ¿Te animas a visitarles y a ponerte tu mejor taparrabos?