«Pintad lo que os haga felices en mi vestido», dijo una profe a los niños

Y este es el resultado. Un aburrido vestido blanco convertido en una obra de arte hecha por niños. El objetivo, fomentar su creatividad

0
2941

La profe Haley Curfman, de Oklahoma, se ha hecho famosa gracias a un vestido. Suena raro, ¿verdad? Pues no lo es tanto… No es un vestido cualquiera, sino una obra de arte «ponible» que han hecho sus alumnos.

Ella es una de esas maestras que se salen de lo común, y quiso enseñar a sus alumnos a expresarse y fomentar la creatividad. Da clases a niños de segundo que no tienen arte ni dibujo artístico.

Tuvo una genial ideal. Compró un vestido blanco, se lo llevó a clase e invitó a sus chicos a pintar en él todo lo que quisieran. Sólo había una regla: prohibido hacer tachones. El resultado ya cautivó el año pasado al jurado de una feria del condado, que le otorgó el primer puesto, y este año ha logrado viralizarse en Internet.

 

image_pdfimage_print

Dejar respuesta