La policía eslovaca encuentra 72 corderos dentro de una furgoneta

Un granjero eslovaco trató de conducir 250 kilómetros en una pequeña furgoneta cargada hasta los topes de corderos sin movilidad y apenas oxígeno

0
1878

Un granjero eslovaco trató de conducir 250 kilómetros en una pequeña furgoneta cargada con 72 corderos. Y claro, fue parado por la policía, que no daba crédito a semejante barbaridad.

«Esto va contra la ley, pero también contra la cordura», explicó Terezia Palerova, veterinaria, sorprendida por semejante desatino del granjero.

La furgoneta, de las menores que existen al no ser mayor que un automóvil, iba cargada hasta los topes. Se había adaptado su espacio de carga para instalar dos capas de estanterías en las que apilar a los animales. Pero el habitáculo era mínimo para tal propósito, así que los pobres corderos viajaban hacinados sin apenas oxígeno y, por supuesto, nada de movilidad.

Pese a esta situación, la rápida actuación de la policía salvó a todos los animales, que milagrosamente solo sufrieron el agobio de entrar en la furgoneta y verse tan apretados, pero no secuelas físicas.

Al ser detenido el vehículo no había realizado todavía ni la mitad de su viaje, pero de haber seguido unos kilómetros más habrían muerto bastantes animales que ya estaban al borde de su resistencia.

Como era de esperar, el granjero no tenía ningún tipo de documentación en regla ni sobre los animales ni sobre autorización para transportarlos, así que ahora se enfrenta a duros cargos. Además, el caso se está examinando con lupa por la indignación que ha levantado en las redes sociales del país.

3C75900600000578-4152256-image-a-115_1485270548632

image_pdfimage_print

Dejar respuesta