La policía marroquí lanza una app para detectar a quienes se salten el confinamiento

Permitirá seguir a los ciudadanos en sus diferentes desplazamientos durante el día y sus pasos por los diferentes puestos de control policiales

0
976

EFE | La policía marroquí ha lanzado una aplicación móvil que permite a sus agentes rastrear los movimientos de los ciudadanos para detectar a aquellos que infringen el estado de emergencia sanitaria, que ha sido prorrogado otro mes hasta el 20 de mayo.

En un comunicado, la Dirección General de Seguridad Nacional (DGSN) explicó que esta aplicación contribuirá a «limitar los movimientos inútiles de los ciudadanos» con el objetivo de «reforzar los esfuerzos nacionales de los diferentes actores públicos y privados para frenar la propagación del COVID-19».

Fuentes de seguridad explicaron que esta aplicación móvil -que fue desarrollada por los ingenieros y técnicos de la DGSN- se implementará primero entre las ciudades de Rabat y Salé y la localidad adyacente de Temara, para generalizarla posteriormente en todo el país.

Esta herramienta permitirá seguir a los ciudadanos en sus diferentes desplazamientos durante el día y sus pasos por los diferentes puestos de control policiales para limitar así sus movimientos por motivos personales no necesarios.

Las fuentes añadieron que la policía está ultimando otra aplicación relacionada con garantizar la seguridad sanitaria de los ciudadanos.

La policía marroquí ha arrestado a más de 50.000 personas en todo el país por infringir supuestamente las medidas de confinamiento sanitario obligatorio decretado desde el pasado 20 de marzo, de los que más de la mitad fueron presentados ante la Fiscalía General.

Marruecos decretó el pasado 20 de marzo un estado de emergencia sanitaria, prorrogado por otro mes, que limitó el desplazamiento de los ciudadanos en el exterior salvo para aprovisionarse de alimentos o medicinas, con la obligación de toda persona de portar una mascarilla.

Las salidas a la calle están limitadas a una persona por familia, que debe mostrar un certificado oficial de exención del confinamiento firmado por un funcionario, certificado que es solicitado en los numerosos controles de policía establecidos en calles y avenidas. Cualquier infracción a estas medidas puede ser castigada con una pena de hasta seis meses.

Desde que se detectó el primer caso contagiado por el coronavirus, Marruecos ha registrado 3.209 casos de infectados entre los que 145 fallecieron y 393 se curaron.

image_pdfimage_print

Dejar respuesta