Premian en Alemania a la médica española de las cartas para enfermos de covid

La médica Cristina Marín Campos recibió el Premio Dresde de la Paz por impulsar la iniciativa viral de las cartas de apoyo a los pacientes

0
491
La cirujana española Cristina Marín, en su discurso al recibir el Premio Dresde de la Paz 2021. EFE
EFE – La cirujana madrileña Cristina Marín Campos recibió este domingo en Alemania el Premio Dresde de la Paz por impulsar la iniciativa viral de las cartas de apoyo a los pacientes de covid, que tuvo repercusión global y ayudó a miles de contagiados a combatir la soledad del aislamiento.

La médica, de 33 años, recibió el galardón en un acto en la icónica ópera Semper de Dresde (este de Alemania) por el que se reconoce su labor humanitaria en particular, pero también el esfuerzo de todo el personal sanitario en todo el mundo durante la pandemia.

En una entrevista con Efe, Marín asegura sentirse «superemocionada» y «muy honrada» por el premio, y reconoce que ha sido algo «totalmente inesperado» y «chocante» porque ha habido muchos compañeros sanitarios que han tenido «más contacto» con el virus.

De hecho, considera que no se lo otorgan a ella «como persona» sino como «cara que representa al colectivo sanitario» y que también reconoce la respuesta solidaria de esa «masa anónima» que escribe.

«Si uno pudiera leer todos los mensajes, le devuelven la fe en la humanidad», asegura esta cirujana, que filtra a diario los mensajes que le siguen llegando, los imprime y los reparte por los distintos departamentos de su centro de trabajo, el Hospital Universitario de La Princesa de Madrid.

«Esta iniciativa de las cartas permite a la población general ayudar a curarse a los pacientes con covid que están en soledad», explica Marín, que asegura que ocuparse de repartir «mensajes tan generosos», «a fondo perdido y de todo corazón», le supone una gran «motivación».

«Lo mínimo que se puede hacer es vehiculizar estos mensajes. No lo veo como un trabajo extra», dice la cirujana, que dedica «dos o tres horas al día» a procesar las cartas.

Tras el horror de la primera ola, con el hospital «en situación de medicina de guerra», según Marín, la situación ha mejorado «muchísimo», de unos 600 ingresados por covid a apenas unas decenas. «Celebro los días en que no tengo que repartir cartas en la uci», asegura.

«La población general parece una masa silenciosa y anónima, pero a la vez es ejemplo de fortaleza y valores», opina.

ORIGEN FORTUITO

La iniciativa surgió de forma fortuita, relata Marín. El 17 de marzo de 2020, en lo peor de la primera ola en España, la cirujana mandó su habitual mensaje al grupo familiar de WhatsApp contando cómo se encontraba.

Pero en esta ocasión hizo algo más. Pidió a sus familiares que le mandasen «mensajes de apoyo para repartir entre los pacientes«. «Ellos corrieron la voz por otros grupos, entre amigos y padres conocidos» y la petición se viralizó.

«En las primeras 24 horas recibí en mi correo electrónico personal 35.000 mensajes», recuerda Marín.

A las pocas horas empezaron a contactarle medios de comunicación y la iniciativa saltaba fronteras y empezaba a reproducirse en otros países: su nombre acabó apareciendo en una lista de «héroes de la pandemia» del canal de noticias internacional «Al Jazeera».

«Afortunadamente para mí, no he sido consciente de la repercusión de la iniciativa. En todo momento me he mantenido anónima. Sólo se difundió mi cara y un pequeño vídeo a través del gabinete del prensa del hospital para desmentir los rumores de que la petición tenía trampa», explica.

Fue precisamente a través de «Al Jazeera» que la fundación Klaus Tschira, promotora de los premios Dresde de la Paz, conoció la iniciativa de las cartas y decidió reconocer a su promotora.

La gerente de la fundación, Beate Spiegel, resalta en un comunicado el papel que puede tener en momentos críticos un sólo individuo comprometido en «la cohesión de la sociedad».

«Junto a la investigación científica y la labor médica es también la compasión humana un factor esencial de la recuperación», agrega Spiegel, que resalta el «ejemplo para todos» que supone la iniciativa de esta madrileña: «El premio es también una expresión de la solidaridad europea en la crisis del coronavirus».

Marín tiene previsto donar a una ONG los 10.000 euros de dotación del Premio Dresde de la Paz, un galardón que en los últimos años han recibido, entre otros, el exdirigente de la URSS, Mijaíl Gorbachov, el duque de Kent y el director de orquesta y multiinstrumentista argentino-israelí Daniel Baremboim.

image_pdfimage_print

Dejar respuesta