El príncipe Enrique fue a la boda de su hermano con el pene «congelado»

En la biografía que acaba de publicarse el príncipe Enrique cuenta que se le congeló el pene en un viaje al Ártico y le duró varias semanas la congelación

0
1545

Al príncipe Enrique se le congeló el pene en una ocasión. Es uno de los sorprendentes datos y anécdotas que cuenta la biografía que se ha publicado y cuyo título en español es «En la sombra».

El hijo menor de Carlos y Diana narra muchas cosas que están revolucionando los medios británicos y que debe provocar más de un dolor de cabeza. Pero este suceso nos ha llamado mucho la atención. Por eso, lo desgranamos.

Según relata, se le congeló su miembro viral durante una expedición en el Ártico en marzo de 2011. Había ido para participar una travesía solidaria junto a militares ya retirados. Pero lo que podía haber sido algo divertido se debió convertir en una pesadilla, ya que las bajísimas temperaturas hicieron que durante la caminata algunas partes de su cuerpo como las orejas o las mejillas se congelaran. Pero ¡también su pene! “Al volver a casa me di cuenta de que estaba congelado. Mientras que las orejas y las mejillas ya se estaban curando, el pene no. Se estaba convirtiendo en un problema cada día más grande», relata en el libro.

Fue grave, ya que esa congelación parece ser que que le duró varias semanas. Incluso, ha reconocido que asistió a la boda de su hermano Guillermo y Kate Middleton, en abril con el pene aún en proceso de descongelación: “Todavía me estaba recuperando. Estaba junto a mi hermano en la Abadía de Westminster y no lo sentía».

No fue hasta después del enlace cuando, ya preocupado, optó por visitar a un médico, que le prescribió una crema con la que consiguió una recuperación total. ¡Pues menos mal!