¿Qué tipos de infecciones puede transmitir un gato a tu familia?

0
1387
Gato

Los gatos son unos de los animales domésticos más habituales en los hogares de todo el mundo. Estas mascotas se caracterizan por ser muy independientes, discretas y limpias. No requieren la cantidad de cuidados que exigen otros animales como los perros y pueden ser tan cariñosas o más que los canes.

No obstante, tener gatos en casa supone ciertos riesgos para la salud que es conveniente vigilar, ya que los felinos pueden transmitir algunas enfermedades a los seres humanos.

Las enfermedades que pueden transmitir los gatos

La zoonosis es el contagio de enfermedades de animales a humanos. Estas enfermedades se pueden contraer mediante hongos, parásitos, bacterias y virus. Pueden aparecer cuando los seres humanos entramos en contacto con el pelo, la saliva, las heces o la orina de nuestros felinos. Las zoonosis en gatos que tú y tu familia podéis contraer son las siguientes:

  • Rabia: la rabia es una enfermedad mortal que precisa una vacunación rápida.
  • Toxoplasmosis: una enfermedad causada por un parásito que causa dolores de cabeza, visión borrosa o pérdida de equilibrio. En mujeres embarazadas puede generar malformaciones en el bebé.
  • Alergia respiratoria: una afección muy común en una parte considerable de la población.
  • Hongos en la piel: el contacto con gatos, especialmente los que viven en la calle o aquellos que se relacionan con gatos callejeros, puede provocar la aparición de hongos. Por lo general, para curarlos bastará con aplicar un medicamento antifúngico.
  • Enfermedad del arañazo del gato: a través de un arañazo los gatos pueden inocular la bacteria bartonella henselae que puede llegar a provocar graves lesiones en el hígado.

Además de estas enfermedades, los gatos pueden transmitir otras como la toxocariasis, la anquilostomiasis, la exporotricosis o la dermatofitosis.

Cómo prevenir la zoonosis si tienes gato

Como sucede con cualquier tipo de enfermedad, la prevención es el mejor de los remedios. Aunque las enfermedades que puedas contraer a través de tu gato tengan cura y no sean un peligro real para tu integridad física, es muy importante trabajar para evitar contagios. Siempre hay que anteponer la prevención a los tratamientos.

A continuación, te contamos cuales son las principales medidas que puedes tomar para evitar la zoonosis con tu gato:

  • Visita a tu veterinario cada cierto tiempo para realizar chequeos y comprobar el estado de salud de tu gato.
  • Lleva al día la vacunación de tu gato para evitar que contraiga enfermedades que se puedan evitar.
  • Desparasita a tu gato de forma periódica. La desparasitación deberá ser tanto externa como interna, ya que los parásitos en gatos son más comunes de lo que puedas imaginar.
  • Observa y comprueba el estado de salud de tu gato: su pelaje, su piel, su ánimo, sus rutinas… Si observas algún detalle fuera de lo común, no dudes en ponerte en contacto con tu veterinario.
  • Utiliza guantes y ten precaución cuando cambies la arena del arenero de tu gato y cuando manipules sus accesorios y juguetes. Implementar las medidas de higiene pertinentes es fundamental para no contagiarte.
  • La alimentación de tu gato es básica. Una alimentación sana y equilibrada fortalecerá la salud de tu mascota y reducirá las posibilidades de que tú puedas sufrir algún contagio.
  • Evita ser mordido o arañado por tu gato. Esto está especialmente indicado para aquellas personas que tengan gatos ariscos o muy independientes. Asimismo, conviene no hacer aquello que pueda molestar o incomodar al animal y provocar una reacción agresiva por su parte.

La convivencia con uno o varios gatos no quiere decir que necesariamente tengas que contraer alguna de estas enfermedades, pero conviene no bajar la guardia para evitar la zoonosis y disfrutar de tu mascota de una forma segura.