¿Quién dijo miedo? El bungy de Nueva Zelanda, solo para valientes

Se diferencia del puenting porque en el bungy hay oscilaciones perpendiculares al suelo, por el retroceso de la goma elástica, es decir, hay rebote

0
1689

Ni puenting, ni caída libre, ni tirolina. Los que son valientes de verdad, prefieren el bungy. Y puestos a elegir, nos quedamos con el de Queenstown, situado en la Isla Sur de Nueva Zelanda.

Tanto el puenting como el bungy consisten en lanzarse al vacío sujetado por varias cuerdas. Pero el puenting se caracteriza por un movimiento pendular en el salto, mientras que en el bungy hay oscilaciones perpendiculares al suelo, que se producen por el retroceso de la goma elástica, es decir, hay rebote.

En el de Nueva Zelanda, donde hay varias alternativas para vivir la aventura, hay saltos de hasta 400 metros de altura. De ahí que esta chica grite como una loca. Y es que, aunque sea una valiente, el miedo y el subidón de adrenalina, no pueden evitarse.

Y por si os habéis quedado con ganas de más, otra muestra de lo que son este tipo de experiencias, en el mismo lugar.

image_pdfimage_print

Dejar respuesta