Rastafaris de Kenia piden legalizar la marihuana para fines religiosos

Los rastafaris creen en una interpretación propia de la Biblia y abogan por una visión afrocéntrica contraria a la opresión de la población negra

0
433
Marihuana (Herbal Hemp en Pixabay).

La Sociedad Rastafari de Kenia (RSK, por su siglas en inglés) solicitó hoy al Tribunal Superior de Nairobi legalizar el consumo privado de marihuana tanto en el hogar como en sus templos de culto.

El uso de este estupefaciente está penado con la cárcel en el país, si bien los rastafaris argumentan que dicha prohibición es inconstitucional, ya que les impide hacer un uso ceremonial del mismo gracias al que consiguen «acercarse a Jah».

Según la petición entregada en los juzgados de Milimani, los demandantes solicitan eliminar la sección de la Ley para el control de estupefacientes y sustancias psicotrópicas que pena con 10 años de cárcel el uso privado de marihuana.

A finales de 2019, la Justicia keniana reconoció el rastafarismo como una religión, y calificó de inconstitucional la expulsión del colegio de una menor por el hecho de llevar rastas.

El rastafarismo es un movimiento espiritual que cogió fuerza en la década de 1930 en Jamaica, y según sus acólitos, su dios (Jah) estaba encarnado en la figura del emperador etíope Haile Selassie I, quien visitó el país en 1966.

Esto hacía de Etiopía el verdadero Zion (la Tierra prometida) a la que muchos -descendientes de esclavos africanos forzados a trabajar en plantaciones azucareras- anhelaban regresar.

Años después, esta filosofía de vida cobró relevancia internacional con la música reggae de Bob Marley, uno de los grandes representantes del rastafarismo.

Los rastafaris creen en una interpretación propia de la Biblia, consideran a Jah su dios y abogan por una visión afrocéntrica contraria a la opresión de la población negra por Occidente y del imperio del capitalismo.

image_pdfimage_print

Dejar respuesta