Una rata en la sopa le cuesta 162 millones de euros a una cadena de restaurantes

El asqueroso hallazgo lo sufrió una mujer embarazada que había pedido una sopa tradicional china de color oscuro y con trozos de carne

0
9608

162 millones de euros es la fortuna que ha perdido una cadena de restaurantes chinos al desplomarse en la Bolsa después de que un cliente encontrara una rata muerta en su sopa.

El asqueroso hallazgo lo sufrió una mujer embarazada. Había pedido una sopa tradicional china de color oscuro y con trozos de carne. Al principio todo parecía correcto, pero tras tomar varias cucharadas y comer algunos pedazos de carne detectó que uno de ellos tenía una forma extraña. Era una rata, con su cabeza, sus patitas y su cola perfectamente reconocibles.

El asco fue tremendo, como los comentarios que ha suscitado el suceso. De inmediato, los afectados se quejaron en el restaurante y ante las autoridades.

Según parece, la cadena ofreció unos 600 euros como indemnización a la pareja, pero ellos no aceptaron. Antes de decidir nada deseaban someter a la esposa a una revisión médica. Tras verificar que no tiene problemas derivados de este desagradable hecho podrán negociar una cifra definitiva con los restaurantes.

Por si fuera poco, aunque este punto no ha podido ser confirmado, la pareja asegura que uno de los empleados les sugirió «abortar» si les preocupaba la salud del bebé e incluso les ofreció una cifra para ayudar al proceso.

image_pdfimage_print

Dejar respuesta