Recupera la medalla de oro de su padre, que encontraron en un vertedero

Un vecino de Marbella, alucinado porque le han devuelto de la planta de tratamiento de residuos de Casares una medalla de oro de su padre que perdió hace años

0
782
Rafael Lavigne no sale de su asombro, y posa con la medalla. Complejo de Casares

El Complejo Ambiental Costa del Sol ha dado estos días una alegría a un vecino de Marbella (Málaga), Rafael Lavigne, al devolverle una medalla de oro de su padre que había extraviado hace años y que los operarios encontraron entre los residuos tratados.

La Oficina de Objetos Perdidos de la planta se puso en contacto con Lavigne para indicarle que habían localizado una pieza de oro en la que había una inscripción con el nombre de su padre, Javier Lavigne, que tras fallecer con apenas 55 años de cáncer había pasado a su hijo.

Lavigne, que recuerda se sintió “muy culpable por su perdida”, comentó a los operarios del centro que perdió la medalla -o quizás se la sustrajeron, apunta- hace muchos años y que “fue un duro golpe porque era el único objeto personal que tenía de su padre, además de un reloj.

“No es habitual que una joya ofrezca tantos detalles de su propietario” como nombre, apellido, teléfono o ciudad, señala en un comunicado el Complejo Ambiental Costa del Sol, que da servicio a once municipios de la zona, desde Torremolinos a Casares, pasando por Benahavís, Marbella, Ojén o Mijas.

Rafael Lavigne ha señalado que su padre era alérgico y que por esa razón la pieza contiene tantos datos personales ya que “antes era habitual que se indicaran este tipo de cosas en las medallas porque no había servicios de comunicación ni sanitarios tan rápidos como ahora”, aclara.

En esta ocasión, además, “el personal de la instalación conocía el apellido Lavigne, una familia muy conocida en el municipio” ya que regentaban un supermercado en el centro de la ciudad, ha explicado el delegado de Residuos Sólidos Urbanos de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental, Juan Luis Villalón.

La medalla recuperada es la segunda joya que el Complejo Ambiental Costa del Sol devuelve a su propietario tras encontrarla entre los residuos y detalla que el primer hallazgo fue un anillo que una vecina de Secadero, Helen Miles, había perdido hacía más de un año.

Villalón ha subrayado que lo habitual es que los ciudadanos que creen que han perdido algo de valor se pongan en contacto con la Oficina de Objetos Perdidos, no al revés, a través del portal costadelsol.eco y ha incidido en que son “un servicio público, no sólo para la recogida y tratamiento de residuos, sino también para la custodia de estos objetos tan preciados”.

Dejar respuesta