Un restaurante chino te invita a comer si estás muy flaco

Los empresarios ya no saben qué inventar para llamar la atención de sus clientes potenciales. En China, el dueño de un restaurante ha tenido la exitosa idea de premiar a sus comensales más flacos. Pero no lo hace de una manera objetiva.

Ha ideado un sistema de barrotes con diferentes distancias entre ellos. Si el cliente logra pasar puede conseguir descuentos o, incluso, que le salga gratis la comida. Pero para eso  hay que conseguir cruzar entre dos barras con una separación de sólo 15 centímetros.

El dueño del innovador restaurante, llamado Zhao Long, asegura que con esta iniciativa promueve el buen estado de salud de sus clientes. reconoce, además, que el desafío de los barrotes atrae a mucha clientela.