‘Resucita’ en su propio funeral y saluda a su familia

Un anciano chino dado por muerto ‘resucitó’ en su propio funeral, se sentó en el ataúd y saludó a su familia, que no daba crédito a lo que estaba sucediendo.

El jubilado, de 75 años, había «dejado de respirar» según sus familiares más cercanos, que comprobaron el estado de sus manos y pies más fríos de lo normal para concluir que el señor había muerto. Pero no, estaba muy débil, pero vivo.

Sorprendentemente, ningún especialista reparó en la extraña parálisis que parecía sufrir el hombre y todos se prepararon para asistir al funeral del supuesto difunto.

Este caso sucedió en el condado de Junlian, provincia de Sichuan (suroeste de China), donde las condiciones médicas no son las mejores. Lo cierto es que al final el hombre continúa vivito y coleando para alegría de sus familiares, asustados a la vez que sorprendidos al comprobar cómo el señor se levantaba de su ataúd, se sentaba en él y preguntaba: «¿qué estáis haciendo? ¿preparáis mi entierro» al verse rodeado de coronas, banderas y gente llorando alrededor de él y su ‘cajita’.

De inmediato, fue sacado de allí y trasladado a la cama, en la que se recupera del susto, pero apenas es capaz de comer, siguiendo una dieta muy blanda que no dañe su estómago.

Lo que son las cosas, a este señor lo velaron sin querer mientras que hace tiempo te contamos la historia de una mujer que cumplió su sueño de ser velada en vida.