Unos estudiantes ‘resucitan’ una cerveza china de ¡5.000 años!

Estudiantes de la Universidad de Stanford han recreado la receta de una cerveza que se tomaba en China hace 5.000 años

0
2032

Estudiantes de la Universidad de Stanford han recreado la receta de una cerveza que se tomaba en China hace 5.000 años, obtenida del examen de residuos en el interior de recipientes de cerámica.

«La arqueología no es sólo lectura de libros y el análisis de artefactos», dijo Li Liu, profesor de Arqueología China. «Tratar de imitar el comportamiento antiguo y hacer las cosas con el método antiguo ayuda a los estudiantes a ponerse realmente en el pasado y entender por qué la gente hizo lo que hicieron».

Liu dirigió la pasada primavera una investigación en el noreste de China, publicada en PNAS, que proporcionó la primera evidencia de la producción de cerveza en China hasta el momento.

Los antiguos chinos fabricaban cerveza principalmente con granos de cereales, incluyendo mijo y cebada, así como con las lágrimas de Job, un tipo de hierba, según la investigación. Trazas de ñame y de la raíz del lirio también aparecieron en el brebaje.

Liu dijo que estaba particularmente sorprendida de encontrar cebada – que se utiliza para hacer cerveza hoy – en la receta porque la primera evidencia hasta la fecha de las semillas de cebada en China data de 4.000 años atrás. Esto sugiere por qué la cebada, que fue domesticada por primera vez en Asia occidental, se extendió a China.

«Nuestros resultados sugieren que el propósito de la introducción de cebada en China podría haber estado relacionado con la fabricación de alcohol en lugar de ser un alimento básico», dijo Liu.

La antigua cerveza china parecía más gachas de avena y probablemente sabía más dulce y afrutada que las cervezas claras y amargas de hoy. Los ingredientes utilizados para la fermentación no se filtraban y las pajitas se usaban comúnmente para beber, dijo Liu.

En su clase en Stanford, Liu encomendó a cada estudiante intentar imitar la antigua cerveza china usando semillas de trigo, mijo o cebada.

Los estudiantes primero cubrieron su grano con agua y lo dejaron brotar, en un proceso llamado malteado. Después de brotar el grano, los estudiantes aplastaron las semillas y las volvieron a poner en agua. El recipiente con la mezcla se colocó entonces en el horno y se calentó a 65 grados Celsius durante una hora, en un proceso denominado maceración. Después, los estudiantes sellaron el recipiente con plástico y lo dejaron reposar a temperatura ambiente durante aproximadamente una semana para fermentar.

Junto a ese experimento, los estudiantes intentaron reproducir la cerveza con una raíz vegetal llamada mandioca. Ese tipo de fabricación de cerveza, que es autóctona de muchas culturas en América del Sur, donde la cerveza se conoce como «chicha», implica masticar y escupir mandioca, luego hervir y fermentar la mezcla.

Los resultados de los experimentos de los estudiantes van a ser utilizados en investigaciones adicionales sobre la antigua fabricación de alcohol en la que Liu están trabajando.

En cualquier caso, gracias:

cerveza
A Homer seguro que le gusta
image_pdfimage_print

Dejar respuesta