Pillado robando en un almacén tras comprar un hechizo para ser invisible

Un carnicero nigeriano acudió a un brujo para comprar un hechizo de invisibilidad y luego entró a plena luz del día en un almacén para llevarse sacos de carne

0
1983
Así de tranquilo se llevaba la carne el ladrón 'invisible'

Que un carnicero robe carne en un almacén para luego comerciar con ella no es una noticia extraña, pero que lo haga a plena luz del día y sin esconderse sí, sobre todo por el motivo.

Resulta que antes del atraco requirió los servicios de un brujo que le vendió un hechizo para ser invisible. Y claro, convencido de que no iba a ser visto, entró tranquilamente en el almacén de un matadero y empezó a llevarse grandes trozos de carne.

Entraba y salía con tanta naturalidad para llenar sacos que los presentes pensaron que trabajaba allí y no hacía nada irregular. Sin embargo, al realizar el inventario los empleados reales detectaron que faltaba la carne equivalente a varias vacas y unas seis ovejas, dándose así cuenta del robo.

La siguiente vez que el confiado ladrón entró en el almacén fue cazado in fraganti por el encargado, que comenzó a gritar para dar aviso al resto de trabajadores. Fue entonces cuando los presentes comenzaron a golpear al sujeto, al que desnudaron y pretendían incluso linchar por chorizo.

Afortunadamente, la policía llegó a tiempo de evitar males mayores y se llevó detenido al ladrón, que ahora se enfrentará a un juicio en la ciudad de Enugu… aunque debería enfrentarse a otro por tonto. Lo que no sabemos es si el brujo será denunciado por estafa, ya que el hechizo de invisibilidad no funcionó.

image_pdfimage_print

Dejar respuesta