Roban una cría de tiburón de un acuario y la esconden en un carrito de bebé

Helen, que así se llama el tiburón, regresó a su hogar sana y salva, pero podrá "contar" su aventura a los compañeros de tanque

0
4408

La policía ya ha encontrado al tiburón y lo ha devuelto a un acuario estadounidense cuyo dueño, Ammon Covino, se ha mostrado lleno de gratitud por la vuelta del animal.

Pero es solo el final de una surrealista historia que comienza cuando cuatro individuos llegan al acuario con un propósito: secuestrar un tiburón.

El animal era una cría de tiburón cornudo hembra y medía en ese momento unos 45 centímetros. Vivía el tiburón tan feliz en el acuario de San Antonio (Texas), cuando tres hombres y una mujer empezaron a merodear por su tanque.

El recinto permite tocar a algunos animales, por lo que la cercanía es máxima a los especímenes menos peligrosos. Por ello a nadie le extrañó la presencia de estas personas, que cuando vieron una mínima oportunidad agarraron al tiburón, lo metieron en una caja de plástico y esta, a su vez, en un cochecito de bebé.

Con tranquilidad, salieron y se marcharon del lugar, pero a los tres días fueron localizados porque su imagen había sido captada por las cámaras de seguridad.

Helen, que así se llama el tiburón, regresó a su hogar sana y salva, pero podrá «contar» su aventura a los compañeros de tanque.

image_pdfimage_print

Dejar respuesta