Rusia desarrolla una piedra espía para controlar a sus enemigos

Este invento nos ha recordado los divertidos cacharros de espía que utilizaba Maxwell Smart, el Superagente 86

0
1417

El ejército ruso ha desarrollado una peculiar piedra espía para controlar lo que quiera sin ser visto. Sí, lo has leído bien.

Este invento nos ha recordado los divertidos cacharros de espía que utilizaba Maxwell Smart, el Superagente 86. Zapatófonos, el cono del silencio, pistolas ocultas en relojes, cámaras escondidas en corbatas… todo tipo de artilugios que entonces nos hacían reír y ahora nos hacen ver que la realidad siempre supera a la ficción.

La piedra espía es fruto de largos años de trabajo y está muy bien conseguida. Es casi imposible darse cuenta de nada si no existe una sospecha previa. Los detalles técnicos son bastante buenos, ya que puede grabar entre 15 y 20 horas de vídeo para transmitirlo de inmediato. Además, posee bastante autonomía gracias a la larga duración de su batería, que le permite estar más de un día funcionando.

Además, se puede controlar desde un kilómetro de distancia.

Dejar respuesta