Se salvó de milagro después de que una tortuga atravesara su parabrisas

Si son molestos los mosquitos que se estrellan con el parabrisas de un vehículo mientras conduces, imagina que el animal que te golpea es una tortuga de treinta centímetros

0
7787

Si son molestos los mosquitos que se estrellan con el parabrisas de un vehículo mientras conduces, imagina que el animal que te golpea es una tortuga de treinta centímetros.

Pues eso es justo lo que le ocurrió a Nicole Marie Bjanes en Florida. Según el informe policial, un vehículo golpeó a la tortuga, que iba cruzando felizmente la carretera, haciéndola volar hasta estrellarse con el siguiente coche que circulaba.

La tortuga quizás quisiera cambiar el CD
La tortuga quizás quisiera cambiar el CD

Esa es, sin duda, la explicación más creíble, ya que a día de hoy no se conocen tortugas que puedan volar. Pero, fuese como fuese, lo cierto es que el susto que se llevó la conductora accidentada fue mayúsculo, sobre todo porque conducía a 120 kms/hora. Con el coche fuera de control pudo dar un volantazo y frenar sin apenas sufrir daños personales, pero las imágenes son impactantes.

Lo mejor de todo es que podemos decir que la historia tuvo final feliz porque la conductora, más allá del susto y unos leves rasguños no sufrió daños y la tortuga voladora fue puesta en libertad tras ser examinada por los veterinarios consultados. Seguro que ahora mira a ambos lados antes de cruzar la carretera.

image_pdfimage_print

Dejar respuesta