Finge su secuestro para justificar ante su mujer haber llegado tarde a casa

Manifestó que dos individuos, posiblemente de algún país de Europa del Este, le habían abordado mientras se encontraba en el interior de su vehículo

0
578

EP | Historias de falsos secuestros hemos visto muchas, pero esta es novedosa. Ya te hablamos de un burgalés que quiso ocultar así una pelea, del niño chino que se quiso librar de los deberes y del colombiano que fingió ser secuestrado en un burdel y además pidió el dinero del rescate a su jefa.

La historia que hoy nos ocupa es mucho más mundana, pero no por ello deja de sorprendernos. Resulta que agentes de la Guardia Civil han detenido en Torrevieja (Alicante) a un hombre de 30 años que, al parecer, fingió su propio secuestro para justificar ante su mujer el haber llegado a casa a altas horas de la madrugada, unos hechos que además denunció para dar más veracidad al relato.

A las 4.00 de la madrugada, el hombre se presentó en dependencias de la Guardia Civil de Torrevieja y manifestó que dos individuos, posiblemente de algún país de Europa del Este, le habían abordado mientras se encontraba en el interior de su vehículo.

Según el relato del hombre, le amenazaron con un cuchillo y le obligaron a conducir hasta un paraje aislado entre La Mata y Guardamar. Explicó que, una vez allí, los hombres le robaron los 800 euros que llevaba, le retuvieron y le amenazaron en todo momento con un cuchillo para que les diera más dinero.

El hombre manifestó ante la Guardia Civil que, finalmente, le pusieron un bolsa en la cabeza y le abandonaron en el paraje, robándole el vehículo, que era propiedad de un amigo, y rompiéndole el teléfono móvil para evitar que pidiese ayuda. Afirmó que, por eso, había tenido que volver a pie a casa.

Ante la gravedad de los hechos denunciados, se hizo cargo de la investigación el Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Torrevieja, que citó a la supuesta víctima esa misma tarde para tomarle una declaración más exhaustiva y reconstruir los hechos, in situ.

Tras tomarle de nuevo declaración y volver a reafirmarse, el denunciante acompañó a los agentes al paraje en el que supuestamente los secuestradores le habían abandonado y empezó a explicar los detalles de su secuestro.

Después de más de media hora recorriendo la zona y tras «numerosas incoherencias y contradicciones» en su relato, el hombre finalmente se derrumbó y confesó a los agentes que se había inventado toda aquella historia para justificarle a su mujer el haber llegado a esas horas de la madrugada y que, para darle veracidad a su historia, había decidido formalizar la denuncia de los hechos.

Los agentes también comprobaron que el vehículo que había sido denunciado como robado estaba perfectamente estacionado en una calle de Torrevieja.

Por todo ello, la víctima de los supuestos delitos de detención ilegal, de robo con violencia e intimidación y de sustracción de vehículo terminó siendo detenida por un delito de simulación de delito. Ha sido puesto a disposición de la autoridad judicial y ha quedado en libertad provisional a la espera de juicio.

image_pdfimage_print

Dejar respuesta