Publicidad Ai
Publicidad Ai

sociedad

Detenidas 31 personas por introducir drogas en prisiones de Cantabria, Palencia y León

La operación, denominada Duega, se inició a partir de varias informaciones que indicaban que se estaban introduciendo sustancias en la prisión de El Dueso

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Un agente de la Guardia Civil, de espaldas. -

La Guardia Civil, en colaboración con la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, ha detenido a 31 personas que presuntamente formaban parte de una organización dedicada a introducir drogas en centros penitenciarios de Cantabria, Palencia y León, así como en diferentes localidades de Cantabria y Vizcaya.

La operación, denominada Duega, se inició a partir de varias informaciones que indicaban que se estaban introduciendo sustancias estupefacientes en la prisión de El Dueso, en Cantabria, ha informado este viernes la Dirección General de la Guardia Civil.

Los agentes comprobaron posteriormente que lo mismo estaba ocurriendo en otros centros penitenciarios de Palencia y León.

Según las pesquisas, algunos internos de El Dueso habían recibido distintos tipos de drogas en la prisión, donde uno de los reclusos era el encargado de la recepción de las mismas.

Los investigadores localizaron a una mujer, vecina de la localidad de Santoña, que acudía de forma periódica al citado centro penitenciario para visitar a un hermano encarcelado.

El domicilio de la mujer, según las investigaciones, era un punto de venta de droga y el centro de operaciones de una red de distribución de sustancias estupefacientes.

Junto con su pareja, guardaban y distribuían heroína, cocaína, hachís y marihuana en la prisión, además de vender estas sustancias en los municipios cántabros de Santoña, Torrelavega, Santander y Castro Urdiales, así como en la provincia de Vizcaya.

Al tener la pareja de la mujer una requisitoria judicial en vigor, los agentes procedieron a su detención, tras lo que ingresó en la cárcel de El Dueso, donde comenzó a distribuir droga junto con el hermano de su pareja.

Por ese motivo los responsables del centro penitenciario trasladaron a uno de ellos a la prisión de Dueñas en Palencia, y al otro a la de Mansilla de las Mulas, en León, donde continuaron con la venta de drogas en el interior de las prisiones, todo mientras mantenían el negocio en El Dueso a través de otras personas.

La Guardia Civil practicó cuatro registros en domicilios de Santoña, Torrelavega, Castro Urdiales y Lejona, además de en un trastero de la primera localidad.

En el primer registro efectuado en Santoña los agentes hallaron un laboratorio para la elaboración y manipulación de heroína y cocaína, e incautaron más de 100.000 euros en efectivo. 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN