Sofía Loren aclara uno de los míticos cotilleos del cine: su relación con Cary Grant

Sofía Loren, de 86 años, despejó uno de los rumores que llevaban décadas circulando por Hollywood

0
603
Sofía Loren
Sofía Loren

La actriz italiana Sofía Loren ha enterrado uno de los grandes mitos del cine al aclarar que Cary Grant, su compañero de reparto en Orgullo y Pasión (1957), nunca le propuso matrimonio durante la grabación de esa cinta.

En una entrevista concedida a la revista británica Radio Times, que recogen hoy los medios locales, la veterana intérprete, de 86 años, despejó uno de los rumores que llevaban décadas circulando por Hollywood.

Para Loren, ese filme, en el que también participaba Frank Sinatra, supuso su primera incursión en una película estadounidense y durante su grabación mantuvo un tórrido idilio con Grant, del que ya había dado detalles previamente.

«Cary Grant era un hombre muy guapo y un actor maravilloso, pero no me propuso matrimonio», aclaró en la citada entrevista la leyenda italiana, que durante su romance con el actor apenas tenía 23 años, 30 menos que él.

Según explicó, ella era entonces demasiado joven como para tener ideas claras acerca del amor y de las relaciones.

Ya en su libro de memorias, publicado en 2014, la actriz, que estaba a punto de contraer matrimonio con el productor de cine Carlo Ponti, explica cómo Grant, casado con su tercera esposa, no dejó de perseguirla hasta convertirla en su amante.

Loren escogería a Ponti -22 años mayor que ella-, y esa sería una decisión que definiría, según ella, su vida y su carrera aunque siguió manteniendo con Grant una relación de amistad, en la que continuaron charlando telefónicamente y escribiéndose cartas.

En la citada entrevista, Loren hace balance de sus logros personales y confiesa cuáles son sus pesares. «Es muy difícil poder decir que no tienes ningún arrepentimiento. En la vida siempre atraviesas muchas experiencias, pero siempre he intentado vivir sin arrepentimientos», indica.

«He logrado alcanzar una vida tranquila. Tengo todo lo que siempre he querido: una familia maravillosa, con niños y nietos estupendos y lo único que lamento un poco es que nunca me casé de blanco. Ese era el sueño e mi vida, y aún lo llevo dentro», admite.

image_pdfimage_print

Dejar respuesta