Subastan por más de 760.000 euros joyas de la tía del último zar de Rusia

Estas joyas reales pertenecieron a la duquesa rusa María Pavlona, tía del zar, y fueron sacadas de contrabando de Rusia durante la Revolución de 1917

0
950

EFE | Un broche y un par de pendientes de clip compuestos por zafiros y diamantes que pertenecieron a una tía muy próxima al último zar de Rusia, Nicolás II, fueron vendidos hoy en una subasta en Ginebra por 806.000 francos suizos (762.000 euros).

Estas joyas reales pertenecieron a la duquesa rusa María Pavlona, tía del zar, y fueron sacadas de contrabando de Rusia durante la Revolución de 1917 con la participación de un amigo de ésta, el aristócrata británico Albert Henry Stopford.

El valor del broche y los pendientes que hacen juego había sido estimado entre 300.000 y 500.000 francos por la casa de subastas Sotheby’s, que se encargó de la venta.

Según el relato histórico, Stopford se presentó de paisano en el palacio de la duquesa, donde el hijo mayor de ésta y un sirviente de confianza le entregaron las valiosas joyas, que desmanteló para esconderlas entre papel de periódico viejo antes de embarcarse con ellas en un viaje de tres días en tren hasta el balneario de Ki slovodsk en el Cáucaso.

Allí se encontraba María Pavlona, en su residencia de verano, desde donde Stopford partió luego hacia Londres con un total de 244 joyas, que transportó en un maletín tipo médico conocido como Gladstone y que luego depositó en un banco.

Dos años después, la duquesa pudo llegar a Europa e instalarse en París, donde murió poco después por su mal estado de salud.

Su hija, la princesa Elena de Grecia y Dinamarca (1882-1957) las heredó y posteriormente pasaron a sus descendientes hasta que fueron vendidas por la misma firma Sotheby’s en 2018 a otra familia real europea.

Dejar respuesta