Subastan una obra que recrea el rostro del Dalái Lama con 225 cubos de Rubik

Invader, pseudónimo de este artista urbano francés nacido en París en 1969, se basa en la pixelación de videojuegos de los años setenta y ochenta

0
503
Obra de Invader que recrea el rostro del Dalái Lama con 225 cubos de Rubik (EFE).

EFE | Una obra del artista Invader que recrea el rostro del Dalái Lama con 225 cubos de Rubik será subastada en París el próximo 5 de julio en la casa de subastas Artcurial, que presentó la obra, estimada entre 300.000 y 400.000 euros (entre casi 364.000 y 485.000 dólares al cambio actual).

Se trata de la tercera creación de Invader que subasta la entidad desde 2020, cuando vendió un retrato similar reproduciendo la Mona Lisa, que se vendió por 480.200 euros, y el llamado Rubik Space, subastado por 492.600 euros.

El Rubik Dalái Lama data de 2008 y está en manos de un coleccionista británico que la pone en venta ahora, tras el récord obtenido por las otras dos, concebidas dentro de este llamado movimiento «rubikcubismo» que emplea como materia única de trabajo los famoso cuadros de colores.

La obra mide 83,80 centímetros de alto por 83,80 cm de largo y siete de ancho.

La casas de subastas indicó que es una oda a la espiritualidad y el viaje interior al que invita el budismo, cuestión con la que el artista, Invader, tiene una especial sensibilidad en aspectos como la meditación y el control del espíritu.

Invader, pseudónimo de este artista urbano francés nacido en París en 1969, se basa en la pixelación de videojuegos de los años setenta y ochenta con los que ha creado además la famosa serie «Space Invader» que se ha colado en numerosas ciudades con sus dibujos de mosaicos en plena calle.

«El ‘rubikcubismo’ se parece al arte óptico. Para mirar una obra hay que distanciarse. De cerca, la imagen no es más que un montón de cubos y colores, solo al tomar distancia aparece el rostro, y cuanto más lejos estamos más nítido es», contó el creador en 2007 en la revista Paris Art.

image_pdfimage_print

Dejar respuesta