¿Tienes idea del porcentaje de jóvenes andaluces que pasa de las redes?

La 'Encuesta Social 2021. Digitalización y uso de datos personales' que elabora el IECA, de la Junta de Andalucía, nos saca de dudas

0
1032

EP | El 93,4% de los jóvenes andaluces de entre 16 y 25 años está familiarizado y usa frecuentemente las redes sociales, un porcentaje que desciende más de 52 puntos, hasta el 41,3%, cuando se refiere al grupo de edad con una edad superior a los 25 años, según se desprende de la ‘Encuesta Social 2021. Digitalización y uso de datos personales’, dado a conocer este lunes por el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía (IECA).

En estos datos encontramos la respuesta a nuestra pregunta: ¿Cuál es el porcentaje de jóvenes andaluces que pasa de las redes sociales? El siete por ciento. ¡Solo el 7% de los jóvenes andaluces pasa de ella!

El objetivo del análisis del IECA, dependiente de la Consejería de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades, es «conocer la relación de la población andaluza con las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC)», según ha detallado la Consejería en un comunicado.

Según este informe, las mujeres andaluzas de entre 16 y 25 años son quienes diariamente utilizan con más frecuencia internet, con un 98%, mientras que los hombres de 66 a 75 años son los que menos, con un 72,9%, diez puntos por debajo de las mujeres de ese mismo rango de edad (83,3%).

La publicación concluye, además, que las mujeres manejan internet más como una herramienta comunicativa. Aunque su uso es similar entre hombres y mujeres (93,3% y 94,9%), si se tiene en cuenta la edad se pueden observar diferencias. Los hombres de 66 a 75 años participan menos en los foros, chats y sistemas de mensajería (78,3%) que las mujeres de la misma edad (91,2%). También la brecha generacional en este uso asciende a 10,8 puntos entre las personas de 16 a 25 años (96,3%) y las de 66 a 75 años (85,5%).

El estudio del IECA permite realizar un diagnóstico detallado de las actitudes de la población de Andalucía con las TIC y del uso habitual de sus datos personales en distintos ámbitos, incluido internet, profundizando en temas como la cesión de su información y la confianza a la hora de usar la red. Esa relación y la percepción de las tecnologías puede variar según la edad, el género, el nivel de ingresos, el nivel de estudios o el grado de urbanización.

De acuerdo con el diagnóstico, tan solo el 5,9% de la población andaluza no ha hecho uso de internet en los últimos tres meses, y el perfil demográfico más frecuente entre estas personas es el de un hombre de 66 a 75 años. Con carácter general, se observa que la utilización de la red decrece con la edad y que, en general, son las mujeres las que usan internet en mayor proporción.

Además, también se extrae que el 91,6% de las personas que han declarado navegar en los últimos tres meses lo han hecho diariamente.

ELLAS BUSCAN INFORMACIÓN SOBRE SALUD

La búsqueda de información a través de la red sobre temas de salud o la concertación de citas médicas a través de internet es mayoritariamente realizada por las mujeres, un 75,1% y 72,1%, respectivamente, frente al 64,7% y 63,0% en el caso de los hombres. Ello puede responder a la mayor participación en general de la población femenina en tareas de cuidado, como se ha observado en otras encuestas sociales realizadas por el IECA.

Con respecto a otras actividades que pueden requerir capacidades o conocimientos de internet, como son las gestiones bancarias, se aprecian diferencias según el nivel de formación. El 71,2% de la población realiza este tipo de operaciones, pero esta cifra no supera el 36,6% entre la población con estudios primarios (34,6 puntos menos).

Esa brecha por nivel educativo se observa en otras actividades cotidianas como el acceso a los archivos personales del sistema de salud o a la información de páginas web y aplicaciones de la Administración Pública.

A MÁS INGRESOS, MÁS USO DE INTERNET

El diagnóstico arroja una diferencia de 13 puntos en el uso de internet entre los hogares con más ingresos (100%) y los que menos recursos tienen (87%). Asimismo, se comprueba que el 86,1% de las personas con menores ingresos utilizan la red diariamente al menos cinco días por semana, frente al 96,6% de las personas con más ingresos.

También se observan disparidades en Andalucía a nivel geográfico según grado de urbanización. En las zonas rurales disponen de ordenadores personales un 68,9% de la población frente al 82,3% de los residentes en ciudades. Las diferencias se mantienen en cuanto a la disponibilidad de Smart TV (71,6% en ciudades frente al 59,4% en zonas rurales) o tablets (60,4% en ciudades frente al 48,9% en zonas rurales).

En cuanto a conexión, disponen de ella un 89,7% de la población rural frente al 95,1% de los que viven en las ciudades.

CONFIANZA EN INTERNET

Más de la mitad de la población andaluza admite que siempre o casi siempre da su consentimiento a las cookies (51,2%), mientras que un 31,7% solo lo hace a veces y un 13,4% afirma que nunca lo da. Este porcentaje de aceptación aumenta con el nivel de formación de la población. Se observa cómo, mientras el 24,7% de la población con estudios primarios dice sí siempre o casi siempre a las cookies, este porcentaje alcanza el 63,2% entre la población con estudios universitarios.

A pesar de que un 72,8% de la población participa en redes sociales, una proporción muy similar afirma que es difícil saber los riesgos que se asumen al compartir datos personales en las redes sociales, y casi dos tercios (65,1%) piensan que la información que se publica en esos canales es empleada para enviar bulos y alterar la opinión pública. Solo el 18,6% considera que las redes cuidan la seguridad de los datos personales de las personas usuarias.

El 24,9% de la población andaluza confía poco o nada en internet, siendo la población sin estudios o con estudios primarios la que menos confía (35,2%). En cuanto a la cesión de datos personales, se confía mayoritariamente en las entidades públicas. Los servicios de salud pública son los que mayor confianza generan, el 92,8%, seguidos por la Administración Pública, con un 86,5%. Las entidades privadas generan más desconfianza, salvo los bancos, que tienen un respaldo del 71,9% de la población.

DISPOSITIVOS ELECTRÓNICOS EN LOS HOGARES

El dispositivo más común es el teléfono móvil, utilizado por un 99,1% de la población andaluza, variando poco el porcentaje para los distintos perfiles, solo los hombres de entre 66 y 75 años reducen unos tres puntos ese valor.

Atendiendo al nivel de ingresos, el 51,4% de las personas que residen en hogares de menores rentas (menos de 900 euros al mes) dispone de ordenador personal y el 34,0% de tablet, frente a los núcleos familiares que tienen mayores recursos (más de 3.000 euros al mes), donde estas cifras alcanzan un 97,1% y un 79,1%, respectivamente.

Según la tipología de hogar, se localiza más disponibilidad de tecnologías en los conformados por pareja con hijos convivientes que en los unipersonales. En el primer caso, más de la mitad (54,1%) disponen de consola de videojuegos, tres de cada cuatro poseen Smart TV y el 85,7% tiene ordenador personal en el hogar.

Dejar respuesta