Tokio convierte en arte sus aseos públicos

Los baños públicos de Japón son bien conocidos por su limpieza y por su sofisticación tecnológica

0
1070

EFE | Aseos públicos transparentes, iluminados como linternas de colores y con otros atrevidos diseños arquitectónicos han comenzado a proliferar por las calles y parques de Tokio, dentro de una iniciativa local para renovar estas pequeñas edificaciones.

Los baños públicos de Japón son bien conocidos por su limpieza y por su sofisticación tecnológica, pero ahora el ayuntamiento del distrito tokiota de Shibuya ha querido ir más allá y dar un lavado de cara a algunas de las instalaciones más envejecidas de la zona.

Un total de 17 aseos públicos de Shibuya están siendo resideñados dentro de la iniciativa, bautizada como «The Tokyo Toilet», y en la que han participado 16 reputados arquitectos y artistas de Japón y otros países.

Desde comienzos de agosto se han abierto al público cinco de estos aseos, mientras que el resto de los baños estarán disponibles para su uso a lo largo de este año y durante 2021, según informó en su página web el ayuntamiento de Shibuya.

Entre los nuevos retretes públicos los que más han llamado la atención son los dos conjuntos ubicados junto al conocido parque de Yoyogi, ideados por el arquitecto nipón Shigeru Ban, laureado con el premio Pritzker en 2014 y conocido por sus construcciones con materiales sostenibles.

Se trata de habitáculos transparentes en los que se pueden ver los inodoros o lavamanos desde el exterior y en el caso de que no haya ninguna persona usándolos. En el momento de entrar en ellos y cerrar la puerta, sus cristales se tornan opacos.

Este curioso diseño, unido a la última tecnología, permite a los usuarios «comprobar desde afuera si los baños están ocupados y si están limpios», dos cuestiones que constituyen «las principales preocupaciones para quienes visitan un retrete público en un parque», señala Ban en la página explicativa sobre el proyecto.

Otro de los nuevos baños públicos, creado por la diseñadora nipona Nao Tamura, destaca por el rojo vivo empleado en su fachada y por su estructura triangular separada en tres aseos diferentes (para mujeres, hombres y «multiuso»).

«Quise crear tres espacios diferentes para redefinir la forma en la que un baño público establece el espacio personal», explica esta creadora afincada en Nueva York, quien añade que su objetivo era contribuir a crear «una sociedad que respeta a la comunidad LGTBQ+» y «ofrecerles un espacio».

Aunque las especificaciones de cada uno de los nuevos aseos son distintas, todos ellos han sido diseñados para facilitar el uso de personas en silla de ruedas, y algunos incluyen también equipamiento específico para bebés, niños, ancianos o usuarios con colostomía.

image_pdfimage_print

Dejar respuesta