Trabajar más de 40 horas en la oficina aumenta un 42% el riesgo de hipertensión

0
979

EP – Que levante la mano quien se haya preocupado con esta noticia, porque somos muchos los que pasamos horas cada día en la oficina…

Quienes trabajan en una oficina y pasan muchas horas en el trabajo son más propensos a tener presión arterial alta, según un nuevo estudio publicado este jueves en la revista ‘Hypertension’, editada por la Asociación Americana del Corazón (AHA, por sus siglas en inglés).

Este nuevo trabajo, llevado a cabo por un equipo de investigación canadiense, reclutó a más de 3.500 empleados en tres instituciones públicas de Quebec (Canadá). En comparación con los trabajadores que tienen una jornada de menos de 35 horas a la semana, aquellos que trabajan 49 horas o más semanales aumenta en un 66 por ciento la probabilidad de hipertensión. Además, trabajar entre 41 y 48 horas cada semana se relacionó con un 42 por ciento de mayor probabilidad de presión arterial alta.

Los hallazgos tuvieron en cuenta variables como el estrés laboral, la edad, el sexo, el nivel de educación, la ocupación, ser fumador, el índice de masa corporal (IMC) y otros factores de salud. «La hipertensión se relacionan con un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular», recuerda el autor principal del estudio, Xavier Trudel, profesor asistente del Departamento de Medicina Social y Preventiva de la Universidad Laval en Quebec (Canadá).

La noticia en redes sociales ha provocado reacciones de todo tipo:

 

El estudio, que duró cinco años, incluyó tres oleadas de pruebas: en los años uno, tres y cinco. Para simular las lecturas de la presión arterial en una clínica, un médico proporcionó a los participantes un monitor portátil para revisar la presión arterial en reposo de cada participante tres veces a la mañana. Durante el resto del día, el participante usó el dispositivo de monitoreo de la presión arterial, que tomó lecturas cada 15 minutos, recogiendo un mínimo de 20 medidas adicionales durante un día. Las lecturas promedio en reposo por encima de 140/90 mmHg y las de trabajo por encima de 135/85 fueron consideradas altas.

En total, casi el 19 por ciento de los trabajadores tenían hipertensión, lo que incluía a los empleados que ya estaban tomando medicamentos para la presión arterial alta. «La relación entre las largas horas de trabajo y la hipertensión en el estudio fue casi la misma para los hombres que para las mujeres», puntualiza Trudel.

El estudio no incluyó a los empleados que realizan trabajos manuales en agricultura, industria, construcción, minería o mantenimiento, por lo tanto, estos hallazgos podrían no reflejar el impacto sobre la presión arterial del trabajo por turnos o de los puestos con mayores exigencias físicas.

«La gente debe tener en cuenta que las largas horas de trabajo pueden afectar a su salud cardiaca, y si trabajan muchas horas, deben preguntar a sus médicos sobre la posibilidad de revisar su presión arterial con un monitor portátil», concluyen los autores.

image_pdfimage_print

Dejar respuesta