Toda persona que se sienta mujer podrá competir con ellas en el Maratón de Boston

Las corredoras transgénero podrán competir con el sexo con el que se identifican en el Maratón de Boston que se celebra el 16 de abril

0
844
maratón de boston
Carrera femenina en la 119 edición del Maratón de Boston | EFE

Las corredoras transgénero podrán competir con el sexo con el que se identifican en el Maratón de Boston que se celebra el 16 de abril. Este es un bienvenido paso adelante para los derechos humanos, pero no es nuevo. Las personas trans han estado de forma discreta corriendo esta carrera durante «varios años», afirmó la Asociación Atlética de Boston a NPR.

La asociación no tiene una política específica de corredores transgénero para tomar parte en la famosa carrera, pero este año ha habido un acalorado debate tras una publicación de Canadian Running porque tres mujeres transgénero se apuntaron oficialmente a la carrera.

Las preocupaciones fueron impulsadas por los lectores respecto a la percepción de ‘justicia’ y cómo la testosterona podría potencialmente dar a las corredoras trans dar una ventaja física.

La idea de registrarse para la competición bajo la identificación de su género es lo que inspiró a la activista transgénero Amelia Gapin a hacerse la cirugía, afirmó a Canadian Running.

Al menos cinco mujeres abiertamente transgénero formarán parte en la icónica carrera de Boston este año y eso significa más para ella que para las personas cisgénero de lo que podrían imaginar.

La asociación ha dicho que no pondría más vallas en el camino de la comunidad transgénero, con su jefe Tom Grilk afirmando al Washington Post «nos tomamos a las personas al pie de la letra. Les registramos como especificamente son. Miembros de la comunidad LGTB han tenido que lidiar con mucho a lo largo de los años y no añadiremos esa carga».

Pero muchas carreras, incluyendo Boston, Nueva York y Chicaco, pide a los participantes que muestren el carné de identidad con el mismo nombre y género con la solicitud de la carrera para obtener un dorsal, un obstáculo para atletas trans que no han cambiado legalmente la información personal.

Típicamente, a las personas que se les asignó como varones de nacimiento han tenido una lucha mayor para registrarse en los eventos atléticos de élite bajo el género con el que se identifican y pueden requerir cirugía o medicación para bajar sus niveles de testosterona.

Las Olimpiadas permitieron a atletas competir sin confirmación de cirugía de género tras revisar sus guías más allá de los Juegos Olímpicos de Río de 2016, pero requirieron a los participantes transgéneros femeninos probar que sus niveles de testosterona no excedieran una cierta cantidad.

image_pdfimage_print

Dejar respuesta