Una tribu maorí pide a los antivacunas de Nueva Zelanda que no usen su danza «haka»

"Nuestro mensaje a los manifestantes que deseen utilizar Ka Mate es que utilicen una haka diferente. No apoyamos el uso de Ka Mate para este propósito"

0
1030
Un maorí (Nydegger en Pixabay).

EFE | Una tribu maorí pidió este lunes a los manifestantes antivacunas que dejaran de usar uno de los «haka» más conocidos de Nueva Zelanda, en alusión a una emblemática danza tradicional de desafío creada en el siglo XIX.

Esta danza maorí llamada «Ka Mate» fue compuesta por el líder guerrero Te Rauparah, quien pertenecía a la tribu Ngāti Toa, que está arraigada en la parte meridional de la Isla Norte neozelandesa.

«Como descendientes de Te Rauparaha, insistimos en que los manifestantes dejen de utilizar nuestro taonga (patrimonio) inmediatamente», dijo el Dr. Taku Parai de Pou Tikanga en un comunicado citado por Radio New Zealand.

«No queremos que nuestros tupunas (ancestros) o nuestra iwi (tribu) se asocien con sus mensajes», remarcó el representante maorí en referencia a los antivacunas, a los que su tribu no apoya.

Este famoso haka ha sido utilizado en las recientes protestas antivacunas en Nueva Zelanda e incluso se ha alertado que el líder de la Iglesia Destiny, Brian Tamaki, quiere enseñarlo a los manifestantes para futuras manifestaciones.

Parai recalcó que su tribu «ha sido proactiva» en las campañas de vacunación contra la covid-19, ya que muchos de sus antepasados murieron a consecuencia de las pandemias que los aquejaron desde la colonización británica.

«Nuestro mensaje a los manifestantes que deseen utilizar Ka Mate es que utilicen una haka diferente. No apoyamos el uso de Ka Mate para este propósito», agregó el representante de esta tribu maorí, el pueblo originario de Nueva Zelanda cuyos hakas se han conocido mundialmente por las representaciones que hace su selección de rugby.

Las autoridades neozelandesas han logrado administrar la pauta completa de la vacuna contra la covid-19 a más del 80 por ciento de la población, pero lucha contra la desinformación que reina especialmente entre los maoríes, en donde solo un 50 por ciento de la población objetivo está totalmente vacunada.

Nueva Zelanda, país que espera reabrirse con el 90 por ciento de la vacunación de la población objetivo, afronta actualmente un brote de covid-19 con la variante delta desde que fue detectada en agosto pasado en la ciudad de Auckland, la más poblada del país oceánico.

El país oceánico, que reportó este lunes 173 nuevos casos de covid-19, acumula más de 8.860 infecciones confirmadas y probables, que incluyen 34 fallecidos y más de 3.600 casos activos.

Dejar respuesta