Un turista destroza una escultura del siglo XVIII al hacer una foto

0
1424
Así quedó la escultura tras la caída provocada por el turista despistado

Hay gente torpe y luego está el señor que protagoniza esta historia. Resulta que un turista rompió una escultura portuguesa del siglo XVIII al tomar una fotografía.

La imagen del arcángel San Miguel que estaba expuesta en el Museo Nacional de Arte Antiguo de Lisboa quedó destrozada tras el percance y la vergüenza del culpable.

El visitante caminaba de espaldas mientras realizaba una fotografía de otra obra expuesta en la misma sala y derribó la estatua, que a consecuencia del impacto perdió sus alas y las plumas del casco militar, además de sufrir otros desperfectos.

Pese a la magnitud del estropicio, el museo señaló que la recuperación de esta obra escultórica perteneciente al barroco tardío es posible y para ello constituirá un equipo multidisciplinar para proceder a su correcta reconstrucción.

La obra fue ejecutada en Lisboa entre 1765 y 1790 en madera de enebro dorada y policromada, mide 195 centímetros y tiene los ojos de cristal. Su incorporación al museo lisboeta data de 1922, procedente del Real Colegio de San Patricio de clérigos irlandeses que antes se encontraba en el mismo espacio.

La entrada al museo es gratuita el primer domingo de cada mes y por esta razón el número de visitantes es mayor, lo que motivó que la sala estuviese más llena de lo habitual en el momento del accidente. Pero pese a ello, el despiste del ‘esculturacida’ fue mayúsculo.

image_pdfimage_print

Dejar respuesta