confinamiento

Una de cada diez personas ha tenido un confinamiento más duro al vivir sola

Una de cada diez personas, el 10,2 % de la población, vive en hogares solitarios, lo que se traduce en que casi 5 millones de individuos han tenido que soportar seguramente un confinamiento doblemente duro debido a su aislamiento.

Es uno de los datos del «Informe sobre Evolución de la Familia en España 2020» que el Instituto de Política Familiar (IPF) publicará próximamente pero sobre el que este jueves ha publicado un adelanto.

De los 4.793.700 habitantes de hogares solitarios, dos millones tienen más de 65 años y han podido sufrir de forma especial «un grave quebranto psicológico y emocional en la mayoría de los casos», según el IPF, que ha relacionado los datos de personas que viven solas con la situación vivida por la crisis de la COVID-19.

En los mayores se pueden agravar las dificultades del aislamiento, que se unen a los problemas de abastecimiento y dificultades de asistencia.

El vicepresidente y portavoz del Instituto, Mariano Martínez-Aedo, ha afirmado que la crisis de la pandemia ha afectado especialmente a las personas de hogares solitarios.

«Las medidas de confinamiento no han tenido en cuenta sus circunstancias, olvidando o menospreciando el tremendo impacto emocional y psíquico que supone un aislamiento casi total para personas que ya viven solas», ha lamentado.

«No se trata de olvidar los peligros de la pandemia, pero si, por ejemplo, se consideraba fundamental que las mascotas (y sus dueños) tuvieran derecho a salir a la calle, también se debería haber abierto alternativas para que estas personas pudieran salir a la calle o tener algún contacto que aliviara el impacto del aislamiento», ha argumentado.

Martínez-Aedo ha comentado que si volviera a haber medidas de confinamiento, «debería tenerse en cuenta esta problemática.»

El informe también especifica la comunidad con más hogares solitarios es Cataluña, con 786.500 (16,4 % del total), seguida por Andalucía (767.000) y Madrid (672.200).

Mientras que La Rioja (37.100) y Navarra (69.100) son las que menos tienen.

Sin embargo en porcentaje de hogares solitarios, Asturias (30,5 %), Castilla y León (29,6 %) y La Rioja (28,6 %) son las que tienen mayores datos.

En mejor situación están Murcia (21,1 %), Andalucía (23,7 %) y Baleares (23,7 %).

Respecto a las personas con más de 65 años que viven solas, están en peor situación las comunidades de Navarra, La Rioja y Extremadura, afectando a una cuarta parte de los mayores.

Dos tercios corresponde a viudos (66,6 %), aunque también hay solteros (16,3 %) y separados o divorciados (13,0 %).

Según el IPF, una de cada cuatro personas mayores de 65 años (un 22 %) viven solos: 1.452.300 mujeres y 556.800 hombres.

Y respecto a los hogares solitarios de personas menores de 65 años, el informe detalle que en España hay 2.784.500 personas en esta situación, con lo que el confinamiento les ha limitado la vida social.

La mayoría son solteros (67 %).

El IPF ha recordado que los hogares solitarios han tenido un crecimiento constante con un incremento medio de 65.000 hogares anuales.

Esto ha supuesto que en 2019 haya 389.000 hogares solitarios más que en 2013 (un 8,7 % más).

El crecimiento ha sido mayor en los hogares de mayores, que subieron un 11,3 %, especialmente en los de hombres solos (12,3 %).

En cuanto a la nacionalidad, este fenómeno es más grave en españoles: 4.448.600 frente a los 345.000 hogares solitarios de extranjeros. EFE