Una década de ‘Lost’, la serie que revolucionó la ficción televisiva

    El 23 de mayo de 2010, ‘Lost’ ponía el cierre a seis entregas que dieron para todo tipo de teorías y que cosecharon una legión de admiradores como quizá nunca antes había conseguido otra ficción televisiva

    0
    773
    Lost
    Algunos de los miembros de la serie de televisión "Lost" posan en el escenario después de ganar el Emmy al mejor drama en la 57 edición de los premios Emmy en Los Ángeles, Estados Unidos | EFE/Danny Moloshok

    El 22 de septiembre de 2004, mucho antes del dominio de las plataformas de ‘streaming’, una serie empezaba a revolucionar la ficción televisiva con un episodio piloto, rodado en una isla de Oahu (Hawái), que entonces rompió récords como el más caro producido en la historia de la televisión y que, durante seis temporadas, enganchó a decenas de millones de personas en todo el planeta.

    Casi seis años después, el 23 de mayo de 2010, ‘Lost’ ponía el cierre a seis entregas que dieron para todo tipo de teorías y que cosecharon una legión de admiradores como quizá nunca antes había conseguido otra ficción televisiva. Lo hacía con un doble episodio final emitido de forma simultánea -algo entonces novedoso- en todos los países en los que se retransmitía la serie.

    La producción del canal ‘ABC’ estadounidense concluyó para muchos espectadores sin responder a todas las preguntas de la compleja trama tejida a lo largo de las seis temporadas, en las que los viajeros supervivientes del vuelo 815 de Oceanic Airlines, entre las ciudades de Sídney y Los Ángeles, pasan por todo tipo de vivencias en una isla aparentemente desierta del Pacífico tras el siniestro del avión.

    Preguntas que quedaron en el aire incluso después de los minutos de epílogo producidos para el lanzamiento en DVD de la última temporada de la serie y que forman parte de la propia naturaleza de ‘Lost’, aclamada como una de las mejores series de la historia de la televisión, tal y como acreditan, entre otros reconocimientos, un Globo de Oro y seis premios Emmy.

    La creación de J.J. Abrams, Jeffrey Lieber y Damon Lindelof se convirtió en un fenómeno mundial que marcó una época y puso el listón muy alto para las series telvisivas que se han producido desde entonces, aunque no faltan las que han alcanzado o incluso superado su repercusión en los últimos años, como ‘Game of Thrones’.

    De fenómeno fan a serie de culto, los rumores sobre una posible vuelta de ‘Lost’ no han dejado de sonar durante la última década, aunque tanto los intérpretes como los responsables de la producción se han encargado de desbaratar las esperanzas de los seguidores en los últimos tiempos, como hizo la actriz Evangeline Lilly (Kate en la serie) al señalar a Entertainment Weekly que “no me gustan ni los regresos ni los ‘remakes’”.“No, no hay ‘Lost’. No sé si se puede hacer de nuevo. Podría estar bien, pero siempre sería comparada con la primera. Dejadla sola, dejadla ser lo que fue, fabulosa, maravillosa. Fue, creo, algo que cambió la vida a muchas personas”, aseguraba al diario Observer hace unos días Jean Higgins, productora ejecutiva de ‘Lost’.

    LAS CLAVES DEL ÉXITO.

    En un reparto tan extenso como las historias entrecruzadas a lo largo de los 121 episodios de la serie, destacan actores como Jorge García (Hurley), Josh Holloway (Sawyer), Yunjin Kim (Sun-Hwa), Evangeline Lilly (Kate), Terry O’Quinn (John Locke), Naveen Andrews (Sayid), Matthew Fox (Jack) y Daniel Dae Kim (Jin-Soo), presentes en la trama en la práctica totalidad de los episodios durante las seis temporadas.
    Evangeline Lilly, Naveen Andrews, Matthew Fox y Michael Emerson (Ben Linus) aspiraron al Globo de Oro por sus papeles en la serie, y Emerson, que se incorporó en la segunda temporada, se alzó con un premio Emmy al mejor actor de reparto, igual que Terry O’Quinn.

    La serie fue dejando decenas de elementos misteriosos que permanecen desde entonces en el imaginario de sus seguidores y son tan célebres como los propios protagonistas de ‘Lost’: el oso polar, el humo negro, la Iniciativa Dharma, la serie de números y hasta la propia isla en la que acaban tras el accidente del avión en el que viajaban.
    La gran pregunta que se mantuvo sin respuesta durante las seis temporadas de ‘Lost’ fue el significado de la isla, lo que representaba y, precisamente, en ese misterio reside gran parte del éxito de la serie, por la cantidad de teorías que surgieron al respecto, y de las que los propios guionistas se alimentaron en alguna ocasión.

    “‘Lost’, metafóricamente, trataba sobre gente perdida que necesita redención y busca un sentido a sus vidas”, explicó Carlton Cuse, guionista y productor de la serie, en un acto relacionado con el décimo aniversario del estreno de la serie, y también aclaró que los personajes “nunca estuvieron muertos todo el tiempo”, así como que la isla, al contrario de lo que muchos pronosticaban, “nunca fue un purgatorio”.

    Mientras los supervivientes al accidente luchan por seguir con vida en la idílica isla repleta de fenómenos extraños, la mirada al pasado muestra la identidad de cada uno de los protagonistas, aunque a mitad de la serie la perspectiva cambia, para mostrar que había sido de ellos una vez que lograron abandonar la isla.

    “Los personajes sobrevivieron al accidente y estaban en una isla muy real. El final debía ser espiritual y explicar el viaje y el destino de todos ellos. Obviamente, hay muchos misterios, pero en el episodio final optamos por tratar de contestar cosas como cuál es el sentido de la vida y qué ocurre cuando mueres”, explicó Cuse entonces.

    En mayo de 2006 se lanzó ‘The Lost Experience’, un juego interactivo pensado para permitir a los seguidores ampliar el universo de la serie y en el que obtuvieron respuesta a alguno de los misterios de esos elementos mitológicos de ‘Lost’ que mantuvieron en vilo a los espectadores durante 121 episodios.

    En Estados Unidos, la serie obtuvo más de 15 millones de espectadores de media durante las primeras tres temporadas de emisión en ‘ABC’, con picos de hasta 24 millones, cifras que cayeron a partir de la cuarta temporada, aunque siempre se mantuvieron por encima de los 10 millones de televidentes.

    Unas audiencias millonarias que se multiplicaron en todo el mundo convirtiendo a ‘Lost’ en una de las series más exitosas de la historia.

    Por Miriam Soto.
    EFE/REPORTAJES

    image_pdfimage_print

    Dejar respuesta