Una fantasía sexual que acabó con un bote de perfume en el recto

Una fantasía sexual puede terminar muy, muy bien o, por el contrario, tremendamente mal. Que le pregunten si no a un hombre de 34 años de Tegucigalpa, en Honduras, a quien «innovar» le costó acabar en urgencias con un bote de perfume en el recto.

Médicos del Hospital Escuela Universitario vieron llegar a un hombre con dolores abdominales y dificultad para caminar, por lo que optaron por hacerle una exploración.

Los médicos interrogaron al paciente y luego le realizaron una radiografía que reveló que el hombre tenía un frasco de Perry Ellis 360 en el recto.

Ante tan inusual hallazgo, fue trasladado de inmediato a quirófano, donde extrajeron el bote de perfume, que estaba rodeado por un condón.

El paciente está fuera de peligro pero la próxima fantasía sexual de él o de su pareja, posiblemente, sea menos «invasiva».