Una pensionista gana 18.000 euros vendiendo pinturas que hace su perra

Con el pincel en la boca esta perra llamada Ivy demuestra su destreza. Arrasa en redes y su obra más cara se ha vendido por 360 libras

0
1983

Ella se llama Lisa Kite, y su perra, un pastor australiano, Ivy. La mujer, de 58 años, y su mascota de nueve, son inseparables. Tanto que ella enseñó a Ivy a pintar cuadros cuando acababa de cumplir dos años, porque se dio cuenta de que aprendía con facilidad nuevas técnicas.

Los cuadros de la perrita no han pasado desapercibidos. Sus obras, con nombres tan variopintos como «Merengue» o «Gato de la selva», arrasan. Con el pincel en la boca demuestra su destreza y su obra más cara se ha vendido por 360 libras. De hecho, su dueña ha recaudado ya unos 18.000 euros vendiendo sus trabajos.

Si te has quedado sin palabras, y quieres saber más, puedes seguir a Ivy a través de su propia cuenta de Instagram.