Unos curas polacos condenan celebrar Halloween por «satánica» y «peligrosa»

Algunos curas de Polonia han publicado recientemente mensajes en sitios como Facebook o Tik Tok para tratar de llegar a los más jóvenes

0
1628

EFE – Varios curas polacos han hecho llamamientos en las redes sociales a sus fieles para que no celebren la festividad de Halloween, por considerar que anima a «adorar a Satanás», se burla de la muerte y es «una amenaza para la cultura polaca».

Algunos clérigos polacos publicaron recientemente mensajes en sitios como Facebook o Tik Tok para tratar de llegar a los más jóvenes y pedirles que se alejen de las celebraciones y la estética «macabra» de Halloween.

El padre Picur, seguido por más de 560.000 personas en la red social Tik Tok, explicó en un mensaje que «hay muchas cosas no cristianas» en esa celebración y que «el ateísmo también es fe, pero en la inexistencia de Dios».

@ks.sebastianpicur

Odpowiadanie użytkownikowi @twoj_stary_ogrodnik #ksiadz #wiara #halloween #święci #impreza

♬ Jesus Christ You Are My Life (En Vivo) – JMJ Panamá 2019

En un editorial del semanario católico polaco «Caminamos», se advierte que «las calabazas con ojos y sonrisas siniestras son un símbolo del mundo de la oscuridad».

Por su parte, el portavoz del episcopado polaco, Paweł Rytel-Andrianik, escribió en esa publicación que Halloween «promueve la cultura de la muerte» y «empuja a las nuevas generaciones hacia una mentalidad esotérica que niega los valores cristianos fundamentales».

Cada año, al acercarse la noche del 31 de octubre, la Iglesia polaca difunde mensajes en los que desaconseja a sus fieles que celebren Halloween por ser «anti cristiano y peligroso», como aseguró el obispo Artur Mizinski.

En su lugar, el clero polaco aconseja a los creyentes que en esa fecha se disfracen de «sus santos preferidos», de monjas, misioneros o mártires.

En 2021, Barbara Nowak, superintendente de las escuelas de la provincia de Pequeña Polonia (sur), intervino para prohibir la celebración de una fiesta de Halloween en una escuela de Cracovia porque «origina disputas ideológicas, al igual que el viernes del arco iris», jornadas en que se apoya a la comunidad LGBT.

Nowak afirmó que con tales celebraciones «se adoctrina a los niños con visiones del mundo que van contra el respeto a la herencia cultural polaca, construida en un sistema de valores cristiano».

Por otro lado, el sacerdote polaco y editor de una publicación católica Henryk Zieliński, calificó a Halloween de «intento de reemplazar el catolicismo con raíces paganas y satánicas» al que «los católicos no deben sumarse» por contener «un culto a la muerte y a la violencia con peligros espirituales y porque además los católicos no tienen motivos para burlarse de la muerte».