Un vagabundo camina dos días para devolver un bolso con un iPhone

¿Quién confía en un vagabundo? La historia de este chico demuestra su honradez, amabilidad y civismo. Ahora la chica recauda fondos para él

0
5217
Paul Calderbank con el bolso y el teléfono encontrados

«¡Por fin algo de fe en la humanidad!» escribe Daisy Owen en Facebook… Te contamos su historia, que se resume en muy pocas palabras: Un vagabundo se pasa dos días caminando para devolver un bolso que contenía 300 libras.

El protagonista de la historia se llama Paul Calderbank y es un sin techo inglés, de Bolton. Duerme cada día en un albergue y por el día vive de la caridad. Ahora ha saltado a los medios de comunicación británicos por su honradez, amabilidad y civismo.

La bonita historia arranca cuando Daisy Owen, una chica de 20 años, perdió su bolso en la salida de un pub de Bolton el fin de semana pasado. Dentro del bolso había un iPhone que costaba 300 libras, su carné de conducir, las llaves de su casa y dinero en efectivo.

Y fue él quien lo encontró. este vagabundo se propuso entregar en mano el bolso a la chica y se pasó dos días recorriendo las calles de Bolton hasta dar con ella. Por si las moscas, Paul redactó un escrito de tres páginas en el que aclaraba su intención de devolver el bolso, que no era suyo, a su legítima dueña.

Tras dos días preguntando por las calles, Paul dio con dos amigos de Daisy y le hicieron llegar, a través de Facebook, la buena noticia. Después quedaron para devolverle sus pertenencias, aunque antes se encargó de estar seguro de que ella era la verdadera propietaria.
La chica, en agradecimiento, quiere devolverle el favor y ha abierto una campaña de recaudación de fondos en GoFundMe para ayudarle a que salga de las calles. A tres días de que la campaña finalice, Daisy lleva recaudados 1.776 libras.

 

image_pdfimage_print

Dejar respuesta