Venden en Sudáfrica un NFT de una orden de arresto contra Mandela de 1961 por 119.000 euros

Una copia digital en formato de token no fungible (NFT) de la orden de arresto emitida contra el histórico presidente surafricano y Premio Nobel de la Paz Nelson Mandela en 1961 fue vendida por 1,9 millones de rands sudafricanos

0
1729
Mandela

Una copia digital en formato de token no fungible (NFT) de la orden de arresto emitida contra el histórico presidente surafricano y Premio Nobel de la Paz Nelson Mandela en 1961 fue vendida por 1,9 millones de rands sudafricanos (cerca de 119.000 euros) en una subasta en Sudáfrica.

La pieza supone el primer NFT jamás creado de una pieza de patrimonio histórico en Sudáfrica, dijo en un comunicado Momint , la compañía sudafricana que organizó la subasta en Ciudad del Cabo (suroeste).

Los NFT o token no fungible son un tipo especial de archivo digital criptográfico que representa algo único y no puede ser intercambiable, a diferencia de las criptomonedas u otros tokens que sí son fungibles.

Esto permite crear obras digitales únicas, indivisibles, transferibles y con capacidad de probar su escasez, por lo cual se convierten en un nuevo tipo de mercancía que podría revolucionar el mercado.

Los beneficios de la venta irán íntegramente para el Museo Liliesleaf Farm, situado en el suburbio de Rivonia, a las afueras de Johannesburgo (noreste), que acoge en su fondo la copia original de la orden de detención, señaló la compañía.

El museo tiene un enorme valor histórico para Suráfrica, al haber funcionado entre 1961 y 1963 como sede clandestina del Congreso Nacional Africano (CNA), actual partido gobernante que luchó contra el régimen segregacionista del apartheid impuesto por la minoría blanca desde 1948 hasta comienzos de la década de los años noventa.

También se reunieron allí el brazo armado del CNA, denominado Umkhonto we Sizwe, y otras organizaciones aliadas en la lucha contra el apartheid, como el Partido Comunista de Sudáfrica.

La institución, que abrió sus puertas como museo en 2004 y es de titularidad privada, atraviesa graves dificultades financieras desde hace años -corriendo incluso el riesgo de tener que cerrar- y ha recibido ayuda financiera por parte del Gobierno sudafricano.

Durante la subasta -que fue la mayor puja de NFT en África hasta el momento- se vendieron también otros tókenes no fungibles de obras de arte, de causas solidarias y de Bored Ape Yacht Club, una colección de 10.000 imágenes digitales de monos que da acceso a sus poseedores a un club y eventos exclusivos.

En la puja, una de esas imágenes llegó a venderse por más de 4 millones de rands (más de 250.000 euros).

De acuerdo a Momint, el comprador del NFT de la orden de arresto, cuya identidad no se hizo hoy pública, «tendrá derecho al 5 % de cualquier venta posterior a perpetuidad».

La venta de la copia digital no generó ninguna polémica, a diferencia del escándalo que provocó a finales de diciembre de 2021 el intento de subastar en Nueva York la llave de la celda en la que Mandela estuvo encarcelado en la prisión de Robben Island.

Tras la condena por parte del Gobierno surafricano, la casa Guernseys optó en enero por suspender la puja y devolver la pieza a Sudáfrica.

Mandela (1918-2013) pasó 27 años en prisión por su lucha contra el «apartheid» antes de convertirse en el primer presidente negro del país, cargo que ocupó entre 1994 y 1999. EFE