Un vestido con sensores revela el sobeteo a tres chicas de fiesta

Un ordenador recopila cada tocamiento indeseado a tres jóvenes, con los sensores instalados en sus vestidos. Cada una fue sobada hasta 40 veces por hora

0
1884

Los resultados de un experimento muy peculiar nos han dejado con una mezcla de cabreo y asombro al mismo tiempo. Según publica El Ciudadano, tres jóvenes se pusieron unos vestidos con sensores para medir el acoso y los resultados son realmente alarmantes.

Todo se puede ver en un vídeo titulado «Un vestido para el respeto», que muestra cómo un ordenador recopila cada tocamiento indeseado a tres jóvenes, gracias a los sensores instalados en sus vestidos y que transmitían la información por Wifi en tiempo real.

¡Los resultados son alucinantes! Y es que se pudo comprobar que en 3 horas y 47 minutos, los sensores llegaron a captar 157 manoseos. Es decir, las tres mujeres recibieron más de cuarenta sobeteos no consentidos por hora. Y lo peor, es que es algo que sucede a menudo cuando se sale de fiesta, aprovechando las estrecheces de los locales y que hay muchas personas en las discotecas y bares.

El vídeo forma parte de una campaña promovida por una conocida marca de tónicas en Brasil.

image_pdfimage_print

Dejar respuesta