Veterinaria mata a un gato de un flechazo y la suspenden ¡1 año!

Aunque parezca increíble, el jurado encargado del caso decidió que no había suficiente evidencia para acusar a la veterinaria por crueldad animal

0
1614
veterinaria
El pobre Tiger

Se supone que los veterinarios son amantes de los animales. Vaya, es de esas profesiones que se presumen por vocación. En la inmensísima mayoría de los casos es así, pero no en el que tratamos en esta noticia, ya que esta veterinaria mató a un gato con su arco y su flecha. Al ver a un gato «salvaje» en su patio trasero no dudó en matarlo mostrando una increíble habilidad con su arco, ya que la flecha le atravesó la cabeza. Para colmo, puso la imagen en las redes sociales. Ocurrió en Texas (EEUU).

veterinaria

Esta es Kisten Lindsey. El texto que acompaña a la orgullosa posadora con su trofeo es el siguiente: «Mi primera víctima con un arco… LOL. El único gato macho salvaje es aquel con una flecha en su cabeza. Premio a la veterinaria del año… Lo acepto contenta«.

 

Increíble pero cierto 😳😳😳😳😳

Pero lo grave del asunto no es ya que una veterinaria mate a un animal, ni siquiera bajo la inexcusable explicación de que es «salvaje». No. Lo peor es que el gato era un minino normal y corriente, llamado Tiger y que vivía con la vecina de Kristen.

veterinaria
El pobre Tiger

La licencia de Lindsey como veterinaria fue revocada de manera inmediata por su cruel acto y fue despedida de su trabajo en la Clínica Animal de Brenham.

Ella argumentó frente al Consejo de Examinadores Veterinarios de Texas que pensaba que el gato era salvaje y eso, unido a sus problemas financieros, era una buena razón para que se le renovara la licencia y pudiera seguir ejerciendo.

También declaró que desde que posteó su ‘hazaña’ ha recibido amenazas de violación y muerte. El abogado de Lindsey afirma que matar animales salvajes es una práctica común en la zona donde vive su defendida y culpó a la «era del ‘social media’ de que fuera acusada como culpable por el asesinato del gato.

Pese a todas las evidencias, la decisión fue que se le suspendiera su licencia para ejercer como veterinaria solamente durante un año y que durante los cuatro años siguientes podría trabajar pero con una ‘libertad a prueba’, esto es, una suerte de libertad condicional para evitar que reincida.

Huelga decir que a los defensores de los animales la sentencia les ha causado un severo disgusto. El Fondo para la Defensa Legal Animal expresó su disconformidad con el fallo:

«Este pequeño castigo palidece en comparación con la enorme y cruel felonía que la señora Lindsey cometió contra un gato indefenso. Permitir que la señora Lindsey siga con su práctica médica veterinaria en el futuro pone a los animales de la comunidad en un gran riesgo y mancha el buen nombre de la honrosa profesión veterinaria«.

Una página de Facebook ha sido creada en memoria de Tiger, buscando justicia para el felino asesinado.

Lindsey borró su perfil en Facebook poco después de recibir la gran reacción en contra en su post original.

Pero es lo que hay. Aunque parezca increíble, el jurado encargado del caso decidió que no había suficiente evidencia para acusar a Lindsey por crueldad animal.

image_pdfimage_print

Dejar respuesta