Un estudio italiano prueba que Leonardo da Vinci era ambidiestro

Ha sido anunciado un mes antes del 500 aniversario de la muerte de da Vinci, para el cual museos de toda Europa están organizando exhibiciones

0
767

Un estudio exhaustivo de los primeros dibujos conocidos de Leonardo da Vinci demuestra que el gran artista del Renacimiento era ambidiestro, según ha informado la Galería de los Uffizi de Italia.

El análisis científico y tecnológico también ha revelado un boceto de un paisaje oculto en la parte posterior de una obra original, previamente desconocido, también de da Vinci. «Es una verdadera revolución en el campo de los estudios de Leonardo», ha señalado el director de los Uffizi, Eike Schmidt.

Los hallazgos han sido anunciados un mes antes del 500 aniversario de la muerte de da Vinci, para el cual museos de toda Europa están organizando exhibiciones y eventos para celebrar la vida del hombre responsable de obras maestras como la Mona Lisa.

Su primer dibujo conocido data del 5 de agosto de 1473, cuando da Vinci tenía 21 años, y muestra un paisaje del valle del río Arno y el Castillo de Montelupo, en las afueras de Florencia.

Conocido comúnmente como ‘Landscape 8P’ por su número de inventario, el trabajo tiene palabras en el frente que van de derecha a izquierda, como da Vinci solía escribir, lo que provee la fecha. En la parte posterior, la breve escritura va de izquierda a derecha y alude a un contrato informal.

Un estudio de los dos textos confirma que ambos fueron escritos por da Vinci y muestran que el artista era capaz de hacerlo perfectamente bien usando tanto su mano izquierda como derecha.

«Leonardo nació zurdo, pero desde muy temprana edad se le enseñó a escribir con su mano derecha», ha explicado la historiadora de arte Cecilia Frosinini. «Al observar sus escritos, incluido este dibujo, se puede ver que su caligrafía está entrenada y bien hecha», ha agregado.

Utilizando luz infrarroja, los expertos en arte también han descubierto dos capas diferentes de dibujo, tanto en la parte posterior como en el frente, con una línea de tinta que cubre el resto de carboncillo original en algunos lugares.

Texto: EP

Valora este artículo

image_pdfimage_print

Dejar respuesta