Virgen a los 44, se implanta un pene biónico y ahora se aburre del sexo

Mohammed Abad perdió su pene siendo niño en un accidente, pero tras implantarse un miembro biónico de 20 centímetros no para de recibir proposiciones de mujeres

0
4983

No, esta historia no es un invento futurista, sino el relato del cambio que ha dado la vida de Mohammed Abad, que había perdido el pene en un accidente cuando era niño y ahora no para de recibir ofertas de mujeres deseosas de probar su miembro biónico.

El grave accidente que sufrió ha condicionado su vida y a los 44 años nunca había tenido relaciones sexuales, pero eso cambió al implantarse un pene biónico de veinte centímetros el pasado marzo. Ahora Abad no para de recibir propuestas para mantener sexo, pero no las atiende.

Según explica, desde que se estrenó con una prostituta que se ofreció gratis no ha vuelto a probar. «Trabajar en turnos de catorce horas me deja demasiado cansado como para tener sexo», lamenta el hombre, que asegura haber recibido más de medio centenar de mensajes de mujeres deseosas de acostarse con él. «Han oído hablar de mi pene biónico y quieren probarlo, piensan que puedo hacer el amor durante horas», explica.

3b04e46b00000578-3998398-mohammed_abad_s_mechanical_manhood_helped_him_lose_his_virginity-m-27_1480847134820Más de 120 operaciones ha necesitado Adad para alcanzar su situación actual y disfrutar de lo que algunos medios han calificado de «maravilla protésica», que ha tenido un coste superior a los 80.000 euros.

Este particular pene se creó a partir de nervios y piel injertados de su brazo y se infla con líquido procedente del estómago cuando se pulsa un botón instalado en los testículos.

Aunque su apetito sexual está en declive, Abad sigue deseando casarse e incluso sus padres le ayudan a buscar a la mujer adecuada. Por parte de nuestro protagonista no habrá problema, ya que le da igual que la elegida sea «alta, baja, delgada o gorda». Eso sí, él no podrá ser padre natural aunque también se haya intentado subsanar es problema, finalmente sin remedio.

medium_u6guzdib_oxnvchqknrna7wzeagwlga7qk-hh2h1ys0

image_pdfimage_print

Dejar respuesta