Publicidad Ai
Publicidad Ai

Viruji

Despiden a un piloto por esnifar cocaína de los pechos de una mujer poco antes de volar

Cuando volamos esperamos que los pilotos nos ofrezcan seguridad, así que esta noticia tiene dos caras. Por un lado, bien por British Airways al prescindir de un piloto algo viciosillo. Pero, por otra parte, nos preguntamos ¿cuántos casos parecidos habrá sin que nadie los detecte? Un piloto de la aerolínea británica presumió de haber sido […]

Publicidad Ai

Cuando volamos esperamos que los pilotos nos ofrezcan seguridad, así que esta noticia tiene dos caras. Por un lado, bien por British Airways al prescindir de un piloto algo viciosillo. Pero, por otra parte, nos preguntamos ¿cuántos casos parecidos habrá sin que nadie los detecte?

Un piloto de la aerolínea británica presumió de haber sido «un chico travieso» en mensajes cruzados con una azafata. Y esos mensajes terminaron llegando a sus superiores, que tomaron cartas en el asunto.

Según presumía el propio piloto, entre otras cosas había esnifado cocaína de los pechos de una mujer en topless. Y, claro, en su tiempo libre nadie lo iba a juzgar, pero todo cambia si poco más tarde debe ejercer como copiloto en un avión desde Johannesburgo a Londres durante doce horas.

Sus superiores cancelaron de inmediato el vuelo pese a alto coste que eso suponía, además del trastorno a sus pasajeros. En cuanto al piloto, regresó como pasajero en otro vuelo y nada más llegar se le realizaron pruebas de drogas que motivaron su despido.

El piloto, casado y con hijos, contó su desmadre a la azafata pensando que no saldría de ahí. Pero se equivocó porque ella puso en la balanza la amistad y la seguridad de los pasajeros, pesando más lo segundo y su sentido de la responsabilidad.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN