Viruji

Identifican los genes que determinan el peso de las aceitunas

EFE | Un equipo de investigación de la Universidad de Jaén (UJA) ha identificado los genes que determinan el peso de la aceituna, un trabajo que podría servir para que los agricultores puedan cultivar variedades con características deseables en cuanto a su peso y mejorar así la producción. La investigación ha sido desarrollada por el […]

Publicidad AiPublicidad Ai

EFE | Un equipo de investigación de la Universidad de Jaén (UJA) ha identificado los genes que determinan el peso de la aceituna, un trabajo que podría servir para que los agricultores puedan cultivar variedades con características deseables en cuanto a su peso y mejorar así la producción.

La investigación ha sido desarrollada por el Instituto Universitario de Investigación en Olivar y Aceites de Oliva de la UJA, junto con el Ifapa Alameda del Obispo y el Instituto de Investigación en Biología Molecular y Celular de Plantas.

Se trata de la primera vez que se identifican los genes que establecen el peso de la aceituna. “Este hallazgo representa un avance en el campo de la genética de este fruto y brinda información para comprender mejor sus mecanismos genéticos y biológicos involucrados en su crecimiento” ha informado la Fundación Descubre.

“Comprobar marcadores genéticos específicos, como el que determina el peso de la aceituna, facilita la selección de árboles portadores de características beneficiosas, agilizando así el proceso de mejora genética. Es como abrir un manual de cada árbol que nos indica sus cualidades”, ha explicado el investigador Francisco Luque.

Los investigadores emplearon datos de trabajos previos donde secuenciaron el genoma de 40 variedades de olivo cultivadas y 10 silvestres (acebuches), tras lo que seleccionaron una muestra representativa de variedades con aceitunas de diferente peso.

A continuación, extrajeron y analizaron el ADN de estos especímenes mediante técnicas de secuenciación genética, una metodología que consiste en ‘leer’ y ensamblar el ADN como si fuera un libro de instrucciones muy detallado.

Luego, los científicos ejecutaron análisis estadísticos para detectar correlaciones entre los marcadores genéticos identificados y el peso de las aceitunas y, por último, las comprobaron en cruzamientos entre olivos con tamaños de aceitunas diferentes, tras lo que concluyeron qué genes eran los determinantes de la envergadura del fruto.

Este conocimiento permitiría decidir si se quieren mantener los ejemplares o no, de modo que “por ejemplo, si se analiza un olivo muy joven y se concluye mediante un análisis genético que el fruto tendrá un peso mediocre, se podría tomar la decisión de descartarlo y emplear recursos en un espécimen cuyos marcadores genéticos indiquen que la aceituna pesará más”, ha comentado Francisco Luque.

Actualmente, el grupo de científicos centra su investigación en la obtención de marcadores genéticos que influyan en la producción de polifenoles, una sustancia con propiedades antioxidantes y efectos antiinflamatorios, entre otros beneficios para la salud, que poseen las aceitunas y el aceite de oliva.

“Queremos identificar los genes responsables de la producción de distintos polifenoles y entre diferentes variedades de olivo y determinar por qué algunos frutos poseen una mayor cantidad de estas moléculas que otros”, ha explicado.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN