Viruji

Entérate, al fin, de la diferencia entre el TAC y la resonancia magnética

Alejandro Ramírez – Las tomografías computarizadas y las resonancias magnéticas son técnicas de imagen médica que permiten obtener imágenes 2D o 3D del interior del cuerpo de una manera no invasiva. No proporcionan la misma información pero son complementarios. Imágenes por resonancia magnética (IRM) Es un procedimiento de diagnóstico en el que se usa un poderoso […]

Publicidad AiPublicidad Ai

Alejandro Ramírez – Las tomografías computarizadas y las resonancias magnéticas son técnicas de imagen médica que permiten obtener imágenes 2D o 3D del interior del cuerpo de una manera no invasiva. No proporcionan la misma información pero son complementarios.

Imágenes por resonancia magnética (IRM)

Es un procedimiento de diagnóstico en el que se usa un poderoso campo magnético en combinación con ondas de radio para generar imágenes de órganos, tejidos blandos, huesos y prácticamente cualquier otra región interna del cuerpo en segundos. Crea una sección transversal o vista 3D que le permite al médico diagnosticar diversas anomalías en estas áreas.

De qué se trata

Antes de someterse a una resonancia magnética, el técnico colocará un casete especial en su cuerpo y se asegurará de que esté colocado correctamente. El siguiente paso es colocar al paciente en la mesa de escaneo en un ángulo ideal para que se vea todo el área del cuerpo que se va a escanear. El paso final es insertar y desconectar el casete del dispositivo de escaneo, lo que lleva unos 10 minutos o menos.

¿Cuándo se recomienda?

La resonancia magnética y la tomografía computarizada son dos tecnologías de imagen que proporcionan información anatómica y fisiológica. La resonancia magnética utiliza un campo magnético y ondas de radio para crear imágenes transversales del cuerpo. Esta tecnología es ideal para diagnosticar problemas como accidentes cerebrovasculares, tumores o daño cerebral. El escáner utiliza rayos X para crear imágenes del cuerpo. Esta tecnología es ideal para diagnosticar problemas como fracturas, sinusitis o cálculos biliares.

 El TAC

Una tomografía computarizada es un tipo de tomografía computarizada que utiliza rayos X para producir imágenes del interior del cuerpo. Este proceso también se conoce como tomografía computarizada o TAC.

De qué se trata

Se coloca al paciente acostado en una cama (la mayoría de las veces en supino) en un túnel mucho más corto que el requerido para la resonancia magnética. Por lo general, se inyecta un agente de contraste yodado en una vena del brazo para mejorar la calidad de la imagen.

En caso de alergia, se prescribe un tratamiento a base de cortisona y antihistamínicos el día anterior y el día de la visita para evitar cualquier riesgo de reacción. La colocación de la infusión no es más dolorosa que un análisis de sangre. El posicionamiento del paciente es muy rápido.

¿Cuándo se recomienda?

Las tomografías computarizadas son una forma rápida y precisa de proporcionar imágenes detalladas del interior del cuerpo. La tomografía computarizada se usa con mayor frecuencia para diagnosticar problemas con el cerebro, el corazón, el tórax, los pulmones, el abdomen, la pelvis y el sistema reproductivo femenino. También se pueden utilizar como alternativa a la resonancia magnética, por ejemplo, en mujeres embarazadas o personas con implantes metálicos.

Otra ventaja de la tomografía computarizada es que toma menos tiempo que otros tipos de pruebas como las resonancias magnéticas: esto significa que el paciente pasará menos tiempo acostado en la camilla para hacerse la tomografía, lo que puede ser agotador para los músculos y las articulaciones.

Cuando se trata de diagnosticar lo que está sucediendo en el cuerpo lo más rápido posible, es importante comprender si se necesita una tomografía computarizada o una resonancia magnética.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN