Viruji

Vacunas para viajeros: cuáles ponerse y cuándo

Alejandro Ramírez | Con la llegada del buen tiempo, vuelven las ganas de irse y desconectar. Sin embargo, el deseo de aventura debe ir asociado a un sólido conocimiento de las llamadas vacunas para viajeros. Con este fin, Sanofi, en colaboración con SIMVIM ha lanzado la campaña de sensibilización “VacciConCura”. Alberto Tomasi, presidente de SIMVIM, […]

Publicidad Ai

Alejandro Ramírez | Con la llegada del buen tiempo, vuelven las ganas de irse y desconectar. Sin embargo, el deseo de aventura debe ir asociado a un sólido conocimiento de las llamadas vacunas para viajeros. Con este fin, Sanofi, en colaboración con SIMVIM ha lanzado la campaña de sensibilización “VacciConCura”.

Alberto Tomasi, presidente de SIMVIM, declaró: “Ya sea que viaje por negocios o por placer, especialmente en lo que respecta a los destinos más «exóticos», es de gran importancia informarse con anticipación sobre los posibles riesgos y patologías presentes en el país de destino, así como de la posibilidad de protegerse de dichas enfermedades”. 

“En este sentido -añade-, las vacunas representan un método preventivo eficaz para muchas de las enfermedades que se pueden contraer durante los viajes”. Según Tomasi, la necesidad o recomendación de someterse a dichas vacunas siempre debe ser evaluada con su médico o en las clínicas de Medicina del Viajero. Debemos tener en cuenta el destino, el tipo de vacaciones y nuestras condiciones de salud.

Prevenir el cólera

El cólera es una enfermedad infecciosa aguda causada por la bacteria Gram-negativa Vibrio cholerae que se contrae principalmente a través de la ingestión de agua y/o alimentos contaminados. 

Actualmente la enfermedad es endémica en muchos países donde las condiciones sanitarias son precarias, especialmente África, India y Bangladesh. La Organización Mundial de la Salud estima que entre 3 y 5 millones de personas están infectadas en todo el mundo.

El período de incubación es de unas pocas horas a cinco días. El síntoma inicial es una diarrea intensa. El paciente puede perder más de un litro de heces líquidas por hora. Estas, debido a su color blanquecino y olor típico, a menudo se denominan «agua de arroz».

Generalmente, la vacunación contra el cólera se recomienda solo para viajeros en riesgo, es decir, trabajadores y profesionales de la salud que viajan a áreas endémicas afectadas por varios desastres. Se aconseja a todos los demás que adopten las correctas normas de higiene. La vacuna se administra por vía oral en dos dosis con 7 a 40 días de diferencia.

Prevenir la hepatitis A

La hepatitis A es una enfermedad infecciosa aguda causada por un virus de ARN llamado VHA que ataca y daña las células del hígado. En los países en desarrollo, donde las condiciones sanitarias suelen ser precarias, la infección se transmite por contacto directo con personas infectadas o por el consumo de alimentos y/o bebidas contaminadas. 

A diferencia de los otros tipos de hepatitis, B y C, la hepatitis A nunca se vuelve crónica y no es un factor de riesgo para la cirrosis y el cáncer de hígado. En la mayoría de los casos, el trastorno se presenta de manera asintomática. Sin embargo, cuando están presentes, los síntomas comienzan abruptamente. Al principio, la fatiga aparece asociada a dolor de cabeza, náuseas, vómitos, inapetencia, fiebre, dolores musculares y abdominales. 

Se recomienda la vacunación contra la hepatitis A para viajeros no inmunes que viajen a áreas de alto riesgo como África, Asia, países de la cuenca del Mediterráneo, Medio Oriente, América Central y del Sur. La vacuna se administra por vía intramuscular en dos dosis con 6 meses de diferencia.

Prevenir la fiebre amarilla

La fiebre amarilla es una enfermedad infecciosa aguda causada por el virus Flaviviridae que se transmite por la picadura del mosquito perteneciente al género Aedes. Los países de alto riesgo son África Central y Occidental con 200.000 casos por año y América Central y del Sur con 100-200.000 casos por año.

El período de incubación de la infección es de tres a seis días. Cuando están presentes, los síntomas incluyen fiebre alta, debilidad, escalofríos, mareos, dolor de cabeza y dolores corporales. Todavía náuseas, vómitos, estreñimiento, irritabilidad, glóbulos blancos bajos, enrojecimiento de la cara y conjuntiva. 

En los casos más graves también aparecen manifestaciones hemorrágicas, ictericia, dolor epigástrico, insuficiencia renal, delirio y convulsiones. Se recomienda la vacunación contra la fiebre amarilla para los viajeros a las áreas antes mencionadas. 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN