Viruji

Los bebés reborn hiperrealistas de esta artesana te pondrán los vellos de punta

Gabriela García Guzmán. EFE | Una artesana mexicana crea bebés a imagen y gusto del cliente, con rasgos, color de piel y ojos a elegir para que las familias conserven por la eternidad la imagen de su hijo recién nacido o tengan un muñeco de un bebé casi real. Mariana Jiménez Moncada creó en el […]

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai

Gabriela García Guzmán. EFE | Una artesana mexicana crea bebés a imagen y gusto del cliente, con rasgos, color de piel y ojos a elegir para que las familias conserven por la eternidad la imagen de su hijo recién nacido o tengan un muñeco de un bebé casi real.

Mariana Jiménez Moncada creó en el estado de Puebla, en el centro del país, la empresa “Bianca Doll” para ofrecer “bebés hiperrealistas”, elaborados de manera artesanal en los que cuida cada detalle solicitado.

“Crear bebés casi reales es un reto en todo momento, porque se tiene que satisfacer al cliente y hacer que se emocione con su resultado. Los detalles de color de piel, ojos y cabello son fundamentales”, mencionó en entrevista con EFE.

La mujer compartió que desde hace 10 años se dedica a estas creaciones, por lo que se ha capacitado y ha estudiado nuevas técnicas de pintura.

“Quiero llegar a los límites extraordinarios de pintura, súper limpios y súper realistas», expresó.

bebés

bebés

bebés

bebés

bebés

bebés

 

Reveló que crear cada bebé puede tardar desde un mes hasta un año, pues dependerá de lo que busca el cliente.

La artesana se ha comprometido tanto a que “sean tan reales como se pueda” que ha asistido a salas de hospital para presenciar nacimientos de bebés y conocer su peso y aspecto, mientras que sus amigos médicos le han explicado las tallas y el tamaño que adquieren conforme pasan los meses.

Jiménez Moncada explicó que utiliza cuerpos completos, cabezas y extremidades de vinilo y silicona.

Necesitan más de 30 capas de pintura horneada, ya que esto otorga un color natural de piel morena, blanca o apiñonada (tez ligeramente bronceada), en donde se noten las venas en cada extremidad.

“Los muñecos denominados ‘reborn’ (renacidos) son los más comunes, ya que son reales pero un poco menos detallados», expuso.

Los más complicados, añadió, son los de fantasía, porque los clientes llegan con peticiones para obtener un bebé de personas como Shrek, Baby Yoda, una sirena, ET (el extraterrestre), un hombre lobo, vampiro, o zombies.

“Hasta hace tres años yo no estaba preparada para hacer un bebé fantasía hiperreal. Sin embargo, me pidieron un ET y creé el muñeco con el proceso normal y más utilizado por mí. Y después hice el maquillaje del payaso de la película de terror y quedó muy bien”, confesó.

Pero el reto más grande es plasmar a los bebés reales, por lo que solicita de tres a cinco fotografías en las que se noten las facciones de lado izquierdo, derecho, de frente y el cabello para poderlo entregar a imagen y semejanza.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN