Viruji

Demanda a su hotel tras dormir con un cadáver bajo la cama

EFE – Un turista exigió una indemnización a un hotel en la región china del Tíbet (oeste) después de hospedarse en una habitación en la que había un cadáver debajo de la cama. El hombre, apellidado Zhang, llegó al hotel, situado en la capital regional, Lhasa, el pasado 21 de abril y, tras dormir aproximadamente […]

Publicidad Ai

EFE – Un turista exigió una indemnización a un hotel en la región china del Tíbet (oeste) después de hospedarse en una habitación en la que había un cadáver debajo de la cama.

El hombre, apellidado Zhang, llegó al hotel, situado en la capital regional, Lhasa, el pasado 21 de abril y, tras dormir aproximadamente tres horas, fue trasladado a una nueva habitación por el mal olor.

La Policía local explicó a Zhang al día siguiente que se había hallado el cadáver de una mujer bajo el colchón de la primera habitación en la que se hospedó a su llegada, informan hoy medios locales.

Más tarde, el huésped pidió una indemnización a la dirección del hotel por haber alterado sus planes de viaje y por el trauma sufrido.

Las autoridades arrestaron en la ciudad de Lanzhou (oeste), a 1.300 kilómetros de distancia, a un sospechoso apellidado Gao en relación con el posible asesinato de la mujer, apellidada Wang.

Se desconoce cuándo se cometió el supuesto crimen y, según un comunicado que circula en las redes sociales del país y que se atribuye a un familiar de la víctima, Wang pudo haber asesinada en otro lugar y trasladada hasta el hotel ya fallecida.

El caso todavía se halla bajo investigación.

Mientras, Zhang, cuya experiencia ha recibido una gran atención en las redes sociales del país, asegura no haber podido dormir desde el incidente, recoge hoy el diario local Global Times.

El cliente explicó que protestó ante los empleados de la recepción por el olor en la habitación nada más entrar en ella, pero los empleados lo achacaron a la actividad de una panadería situada debajo.

El hotel solo asignó una nueva habitación a Zhang tras una segunda queja.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN