Publicidad Ai
Publicidad Ai

Viruji

Este hombre se pasó con la sal, pero ni te imaginas el porqué

Un exceso de sal no es nada bueno para salud, pero hay que reconocer que a muchos nos gustan las cosas más saladitas que sosas (hay quien dice que solo es cuestión de acostumbrarse, pero bueno…). Seguro que a los expertos cocineros les basta con echar un vistazo a los ingedientes para saber cuánto necesitan […]

Publicidad AiPublicidad Ai

Un exceso de sal no es nada bueno para salud, pero hay que reconocer que a muchos nos gustan las cosas más saladitas que sosas (hay quien dice que solo es cuestión de acostumbrarse, pero bueno…).

Seguro que a los expertos cocineros les basta con echar un vistazo a los ingedientes para saber cuánto necesitan de cada uno para que la receta quede perfecta. Otros, como nosotros, solo unos cocinitas, tenemos que probar una y otra vez para estar seguros de que hemos condimentado bien el guiso.

Y el protagonista de este vídeo debe ser de los nuestros, porque probó una, y otra, y otra vez lo que estaba cocinando. Añadía sal, pero le seguía sabiendo soso. Cada vez ponía más y más, pero ¡nada!, que no cogía sabor. Llega a vaciar el paquete y solo entonces parece que el cocinero nota el efecto de la sal. Te partirás de risa con el vídeo.

 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN