Publicidad Ai
Publicidad Ai

Viruji

Estos platos no hay quien los salve

Imagina por un momento que estás tranquilamente en casa cuando escuchas un estruendo que te hace levantarte en el sofá. Se trata de una taza que acaba de romperse contra el suelo de la cocina. Ahora multiplica el sonido hecho por la taza por varios números enteros. En vez de una taza se han caído […]

Publicidad AiPublicidad Ai

Imagina por un momento que estás tranquilamente en casa cuando escuchas un estruendo que te hace levantarte en el sofá. Se trata de una taza que acaba de romperse contra el suelo de la cocina. Ahora multiplica el sonido hecho por la taza por varios números enteros. En vez de una taza se han caído decenas de platos.

Esto es lo que debió suceder a una persona de Taiwán que colgó la foto que podéis ver más arriba en Facebook. Se masca la tragedia, ¿eh? Decenas de platos apunto de caer al suelo nada más que la puerta del mueble se abra. El autor de la fotografía la colgó en la red para ver si encontraba una solución que evitara el desastre.

La imagen la colgó Tseng Shao-Tsen y no pertenece a su cocina, sino a la de una amiga que necesitaba una solución. ¿La consiguió? Sí, y sin tener que comprar una vajilla nueva. La colega de Tseng abrió la puerta un poquito y empujó uno de los platos hasta que pudo recolocarlos de manera que se evitara el estropicio.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN